Los nuevos jardines municipales estarán listos en tres meses

  • Las obras sufren otro retraso debido a las fiestas y las lluvias registradas en las últimas semanas · Los trabajos se centran ahora en la construcción de un lago artificial

El concejal Manuel Aguilera confirmó ayer a Europa Sur que las obras de rehabilitación de los jardines municipales finalizarán en unos tres meses. Estos trabajos, que arrancaron a finales del pasado octubre, han sufrido un nuevo retraso debido a las fiestas navideñas y las fuertes lluvias registradas en el municipio en las últimas semanas.

Aún así, el edil del PP, que explicó a este diario que las obras se centran ahora en la construcción de un lago artificial, se mostró confiado en que los nuevos jardines sean una realidad lo antes posible.

El Ayuntamiento linense reinició la reforma del enclave después de recibir la autorización definitiva de la Junta de Andalucía, cuya delegación provincial de Cultura había ordenado en mayo de 2006 la paralización de los trabajos.

El Gobierno andaluz solicitó entonces a la Administración local un proyecto de conservación, ya que este recinto está catalogado como Patrimonio Histórico Andaluz, algo que el equipo de gobierno aseguraba desconocer.

El Consistorio tuvo que redactar y remitir diversos informes a la Junta, hasta que la Comisión Provincial de Patrimonio dio un dictamen favorable a la propuesta municipal el 27 de septiembre de 2007. Las obras se reanudaron a finales de octubre. Estas corren a cargo de la empresa Corsán y tienen un coste cero para las arcas del Ayuntamiento al estar incluidas en un convenio entre ambas partes.

El proyecto afecta a una superficie aproximada de 3.500 metros cuadrados, de los que 1.350 serán para zonas ajardinadas. Además, incluye un lago artificial; la recuperación de la actual pérgola y la construcción de otra; la habilitación de paseos de albero y hormigón impreso; y el traslado e incremento de las aves existentes en este recinto: patos, gansos, ocas y pavos reales.

El presupuesto total de estos trabajos, que permanecieron paralizados un año y medio, ronda los 120.000 euros, que serán sufragados en su totalidad por Isolux-Corsán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios