Un hombre queda en libertad tras clavarle un cuchillo a otro

  • La Policía sorprende a un individuo robando en un bingo pero también queda libre pese a estar en busca y captura

Comentarios 4

Un hombre que fue detenido por el Cuerpo Nacional de Policía acusado de ser el supuesto autor de herir con un cuchillo a otro fue puesto en libertad con cargos por la autoridad judicial.

Se trata de M. J. C. M., de 26 años, que está acusado de un delito de lesiones graves ocurridas el pasado día 2. La comisaría supo que un hombre había ingresado ese mismo día en el hospital con una herida de arma blanca. Transcurridos unos días, los agentes, tras el testimonio de la víctima, pudieron identificar al autor. El herido aseguró que supo que un hombre tenía cuatro llantas de su coche que le habían sido sustraídas. En el transcurso de una discusión, el supuesto autor del robo esgrimió un cuchillo y se lo clavó en un costado.

En otra operación resultó arrestado J. C. S. V., de 39 años, por un supuesto delito de robo. Una empleada de un bingo situado en la avenida de España requirió la presencia policial al haber oído golpes en el interior del local. Los agentes entraron en el establecimiento y observaron cómo un hombre salía de detrás de una de las máquinas tragaperras con una bolsa en las manos que contenía monedas, en total 210 euros.

Este hombre pasó a disposición de la autoridad judicial además por ser el supuesto autor de la sustracción de un vehículo Citroën C-15 el pasado 30 de agosto y tener en vigor dos órdenes de búsqueda y captura dictadas por el juzgado de Instrucción número uno de La Línea.

La comisaría informó de que el detenido, al que además le constan 42 arrestos anteriores, la mayoría por delitos contra la propiedad, fue puesto a disposición de la autoridad judicial que dispuso que quedara en libertad con cargos.

El Cuerpo Nacional de Policía también informó ayer de la detención de Y. B., marroquí, de 21 años y domiciliado en Jerez de la Frontera, como supuesto autor de dos delitos contra la seguridad vial, uno por conducir sin permiso y otro por hacerlo bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Fue una dotación policial que patrullaba por la avenida del Ejército la que observó un Ford Focus que circulaba a gran velocidad y realizando maniobras peligrosas que ponían en peligro a los demás conductores. Al identificar al conductor, comprobaron que carecía de permiso y que lo hacía bajo la influencia del alcohol. Además, al detenido le constan tres arrestos anteriores por robo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios