Instalada una empalizada en Levante contra los temporales

  • El Ayuntamiento quiere evitar que la arena invada el paseo marítimo y la calzada como ocurre desde hace años y hará extensiva esta medida a otras zonas del litoral

Comentarios 4

El Ayuntamiento ya trabaja en la adopción de medidas para paliar los estragos de los temporales en el litoral linense. Lo hace cuando ni siquiera ha terminado la temporada de playas, que concluirá el próximo sábado.

Según informó ayer el responsable municipal en esta materia, Javier García, estos trabajos han comenzado en el litoral de Levante, concretamente en la zona situada frente a la avenida de la Banqueta y han consistido en la colocación de una empalizada. El objetivo es que dicha estructura impida que cuando arrecie el viento y la lluvia, la arena invada el paseo marítimo, como ocurre cada año cuando hay temporales. "Esta empalizada tiene por finalidad impedir que la arena de la playa sea depositada en el acerado del paseo marítimo, e incluso en la propia carretera, cuando los temporales de levante arrecian", explicó el concejal.

La empalizada instalada por operarios municipales en esta parte del litoral tiene más de 60 metros de longitud y según agregó Javier García en la citada nota, será la primera de otras que serán colocadas por el Ayuntamiento en distintas zonas del litoral linense. "Hemos colocado esta primera estructura a modo de experiencia piloto, a ver cómo funciona, y ya después instalaremos más porque estamos convencidos de que serán útiles. La idea es instalarlas en los accesos a la playa donde haya paseo marítimo pero aún no hemos cuantificado cuántas habrá", apuntó García.

La concejalía de Playas recordó que en los temporales de levante que ha habido en los últimos años hicieron necesario que trabajadores municipales empleasen maquinaria para devolver a la playa la arena que el viento había desplazado al paseo marítimo, una situación que se pretende evitar con esta medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios