La Inspección de Trabajo da la razón a una empleada que solicitó un cambio de puesto

  • La mujer trabaja en un centro de atención primaria y alegó para el traslado problemas de salud

La sección comarcal de Sanidad de UGT informó ayer de que la Inspección de Trabajo de Cádiz ha dado la razón a la reclamación interpuesta por el sindicato sobre la situación de una trabajadora de un centro de salud de La Línea que solicitó a mediados del año pasado un cambio de puesto alegando problemas de salud, el cual le fue denegado.

La responsable sindical Esperanza Montes explicó que dicha negativa vino de manos del director de Recursos Humanos del área sanitaria, Santiago Lanzarote, motivo por el que UGT puso una denuncia ante la Inspección de Trabajo, con registro de entrada de 22 de agosto de 2007, aportando informes médicos así como un informe preventivo justificando la necesidad de una adecuación del puesto de trabajo.

El dictamen de la Inspección de Trabajo llegó el pasado viernes, indicando a la administración que a la mayor brevedad posible debe efectuarse el cambio de puesto de trabajo a dicha trabajadora en evitación de perjuicios de la salud de ésta.

Esperanza Montes señaló que la trabajadora tiene un problema en las piernas que le impide desempeñar su trabajo de manera correcta y que además incide en su salud. Ahora, UGT espera que el traslado de puesto de trabajo se produzca "de forma inmediata" ya que la Inspección de Trabajo de Cádiz ya se ha pronunciado y su dictamen está en poder del área sanitaria. De hecho, Montes tiene previsto reunirse con el gerente del área sanitaria, Francisco Martos, este viernes por otros asuntos pero también exigirá el cambio de puesto inmediato de esta trabajadora. UGT expresó ayer su satisfacción por la "justa" decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios