El Ayuntamiento cometió una infracción al desvelar datos de sus empleados

  • La Agencia de Protección hace buena la denuncia de CSIF, pero al ser un organismo público no tendrá que pagar la multa de hasta 300.000 euros que se hubiese impuesto a una empresa

Comentarios 2

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha dictaminado que el Ayuntamiento de La Línea, encabezado por la socialista Gemma Araujo, ha incurrido en una infracción tipificada como grave en los artículos 10 y 44.3 d) de la Ley Orgánica de Protección de Datos al revelar la dirección de los correos electrónicos de todos sus trabajadores al enviar sin las debidas medidas de precaución una nota de la propia alcaldesa a todos los empleados públicos referida al impago de las nóminas. En la propia resolución la AEPD subraya que no procede requerimiento alguno de protección de medidas al entender que tuvo origen "en un comportamiento humano indebido".

La Agencia de Protección de Datos resuelve después de escuchar las alegaciones del Ayuntamiento a una denuncia presentada por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) basada en hechos que sucedieron el pasado 14 de noviembre de 2012 y que detallan de esta forma en el expediente: "El pasado 4-10-2012 se remitió sin copia oculta, figurando las direcciones de correo electrónico de todos los trabajadores del Ayuntamiento que se identifican en el cuerpo del mensaje un comunicado de la señora alcaldesa a los trabajadores municipales, cuando los trabajadores dimos el consentimiento de cesión de datos para la remisión de nuestras nóminas, no de otro tipo de documentos".

El escrito de la AEPD explica que los denunciantes aportaron la copia del mencionado correo electrónico emitido desde la cuenta nominas@lalinea.es con destino a 469 cuentas entre las que se encuentran los de los denunciantes, cuya identidad se facilitaba.

La Agencia, después de oír las alegaciones, entiende que la infracción ocurrió, pero "no procede instar la adopción de medidas adicionales dada la naturaleza de la infracción cometida, al considerase que ha tenido su origen en un comportamiento humano indebido".

La AEPD da por buena la versión del Consistorio de que el error se produjo sólo esa vez y que se debió "a un error absolutamente fortuito y para nada deliberado" y hace bueno que el Ayuntamiento tomó "las medidas oportunas para que no vuelva a suceder nada parecido". Aun así, la Agencia ha dado conocimiento de estos hechos a la defensora del pueblo, Soledad Becerril, para que tome las medidas oportunas ante esta situación de desprotección de los datos de los empleados públicos de La Línea.

El abogado David González Calleja, de Delere.es, despacho especializado en protección de datos y reputación en Internet, explica: "Los hechos son constitutivos de una infracción grave, lo cual, de haberse tratado de una entidad privada la infractora, podría haber supuesto una sanción de hasta 300.000 euros".

"No hay multa en este caso puesto que al tratarse de una administración pública la AEPD no impone sanciones económicas, aunque sí que declara la infracción", recalca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios