Gibraltar

Gibraltar se lanza a las criptomonedas

  • Una filial de la Bolsa del Peñón lanza su propia moneda digital

  • Se llama Rock Token y saldrá a la venta del 7 al 14 de febrero con un valor inicial de 0,10 dólares

La presentación de Rock Tocken en la Blockshow Asia, celebrada en Singapur, el pasado noviembre. La presentación de Rock Tocken en la Blockshow Asia, celebrada en Singapur, el pasado noviembre.

La presentación de Rock Tocken en la Blockshow Asia, celebrada en Singapur, el pasado noviembre. / E. S.

Una filial de la Bolsa de Gibraltar planea recaudar 6 millones de dólares con la venta pública de su propia moneda digital. Gibraltar Blockchain Exchange (GBX) pretende así aprovechar el creciente interés mundial por las criptomonedas. Las monedas virtuales se caracterizan, en su mayor parte, por la falta de regulación. La principal novedad que aporta la iniciativa lanzada desde el Peñón es que la plataforma en la que se basa la moneda está respaldada por la bolsa, que a su vez está regulada por la Unión Europea.

La criptomoneda de GBX se denominada Rock Token y cualquier persona que tenga un dispositivo con conexión a internet podrá adquirirla entre el 7 y el 14 de febrero. Para ello ha que registrarse en la web de la plataforma (www.gbx.gi) y contar con una cartera virtual de Ethereum, otra moneda virtual basada en el sistema Blockchain (una base de datos en la que quedan registradas todas las transacciones que se realizan con esa moneda). La compra mínima será de 100 dólares de esta criptomoneda. El precio inicial es de 10 centavos de dólar por Rock Token, pero el precio definitivo se determinará 24 horas después del inicio de la venta pública.

La subsidiaria de la operadora de la bolsa tiene la intención de vender hasta 60 millones de tokens (en inglés, ficha, como las que se utilizan en las máquinas recreativas o los coches de choque), que en realidad es un nuevo término para una unidad de valor emitida por una entidad privada.

La compañía ya vendió 210 millones de Rock Tokens, por un valor de 21 millones de dólares, en una preventa a puertas cerradas que concluyó en diciembre. Las ganancias de la venta anticipada se destinaron al desarrollo de la plataforma GBX y a facilitar una mayor expansión del ecosistema financiero y tecnológico de la moneda virtual, denominado Crypto Harbor.

Los fondos que logre GBX con la oferta inicial de monedas (ICO, por sus siglas en inglés), se usarán para ayudar a la compañía a desarrollarse como "la primera plataforma de venta de tokens y redes digital autorizada y regulada del mundo" en la Unión Europea, aunque su futuro en la UE podría verse comprometido por Brexit. Las más de 1.300 criptomonedas que se han emitido hasta la fecha en todo el mundo se negocian en intercambios en línea a nivel global, pero la mayoría están reguladas a la ligera o no están completamente reguladas.

Pero, ¿cuál será la aplicación real de los Rock Tokens? Muchos usan las criptomonedas para hacer trading (negociar o especular en los mercados financieros con el objetivo de generar rentabilidades a corto plazo). La criptomoneda gibraltareña está pensada como medio de intercambio en la plataforma de criptocambio de GBX -aún por lanzar-, como método de pago de tarifas de cambio en este mismo ecosistema on line de la Bolsa de Gibraltar. También servirá para pagar tarifas comerciales o servicios comerciales, corporativos y de fondos, así como servicios de dinero electrónico.

La Bolsa de Gibraltar acogió el lanzamiento del primer producto bitcoin regulado de Europa a mediados de 2016 y el organismo de vigilancia financiera del Peñón lanzó el pasado mes de diciembre una nueva licencia para las empresas financieras-tecnológicas (fintech) que utilizan Blockchain.

El ministro de Servicios Financieros de Gibraltar, Alberto Ísola, y Nick Cowan, CEO y fundador de Gibraltar Blockchain Exchange y la Bolsa de Gibraltar, celebraron el pasado lunes un evento en Londres para presentar y promover la venta de Rock Tokens. El servicio también será presentado la semana que viene en la London Blockchain Week 2018 y, posteriormente, en otras citas en Suiza y en San Francisco (Estados Unidos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios