El Fandi, puerta grande y El Cid lo borda al natural

  • El diestro sevillano falla con la espada y pierde las dos orejas. Manzanares no tiene suerte con su lote y se va de vacío. El festejo comienza treinta minutos más tarde por un lamentable error de los torileros

Comentarios 1

La tarde con el cartel más rematado de la feria tuvo un comienzo lamentable. Algo que sin duda no debe repetirse en esta plaza en próximos festejos. El primer toro tardó en salir debido a que hubo un error de los torileros. A esto, se sumó el mal estado de los chiqueros y que el animal se atravesó en el túnel de salida. La empresa no dio respuesta alguna a los aficionados y la autoridad se limitó a controlar una situación en los corrales. Patética la imagen que se dio ayer de la Fiesta.

La plaza necesita urgentemente una reforma en su interior, la autoridad no puede permitir que situaciones como la de ayer se vivan en este coso, y retrase con ello el comienzo del espectáculo treinta minutos. La empresa tampoco fue capaz de informar del desbarajuste provocado por un toro en los chiqueros. Pero la cosa no quedó ahí, cuando salió el animal, no era el que le correspondía a El Cid. Saltó a la arena el de Manzanares y fue el diestro de alicante el que tuvo que abrir plaza. La empresa tampoco tuvo el detalle de pasear una tablilla anunciado el cambio. De nuevo imagen de prehistoria. La renovación es imprescindible. Y todavía hubo más: en cuanto anocheció apenas se veía bien en la plaza. Atapuerca made in La Línea. ¿Tampoco Escarcena, el Ayuntamiento y la autoridad hacen pruebas de luz? Al final el público es quien paga los platos rotos, después de retratarse en la taquilla.

En cuanto a lo artístico El Fandi fue el triunfador de la tarde al cortar las dos orejas del tercero. Un toro de Marcos Núñez que tuvo calidad y nobleza. El granadino estuvo espectacular con las banderillas. Ya tenía cortada una oreja cuando cogió la muleta. Faena basada por el derecho, el pitón bueno del animal. Con la espada un cañón. Paseó las dos orejas. En el quinto, de nuevo la plaza crujió con las banderillas. Hasta cuatro pares clavó bajo el grito de ¡Fandi, Fandi, Fandi! El toro de Núñez tuvo poca fuerza y el diestro puso voluntad, para sacar algunos muletazos suelto. Otra vez seguro con la espada. El público le pidió la oreja, pero la presidencia se la denegó.

El Cid pudo acompañar a El Fandi a hombros de no haber fallado con la espada en el cuarto. Un gran toro de Algarra, con nobleza y de embestida a ralentí que aprovechó el torero de Salteras para torear de forma magistral al natural. Arrastrando la muleta a cámara lenta, llevándoselo hasta la cadera y rematando con pases de pecho de gran profundidad. Dejó claro por qué es el diestro que mejor torea al natural, echando la pata palante y la muleta con suavidad al hocico. Gran faena de El Cid. Una vez más la espada le privó de un triunfo importante.

El Cid cuajó con el capote a su primero, un toro de Algarra noble pero que pecó de poca fuerza. La faena de muleta la basó en la suavidad de los toques y en la técnica para sacar los muletazos que tenía el animal. Pudo pasear un trofeo, pero falló con el acero.

Manzanares no tuvo mucha suerte con su lote. Tuvo que abrir plaza ante un toro con poca fuerza y  que cuidó en cada uno de los muletazos. El de Algarra tenía calidad por el izquierdo, pero sin movilidad alguna. En el sexto, el diestro de Alicante puso voluntad y ganas, algo de lo que adoleció el animal.

En cuanto a la presentación de la corrida, aunque se espera el tipo que gusta a las figuras, lo de ayer fue impresentable para una afición y una plaza como la de La Línea. La empresa debe cuidar mucho este aspecto frente a las rebajas de los veedores de los toreros.

Por cierto, para esta tarde no olviden las velas y sus linternas. Juntos podemos. Dar mas luz en el ruedo, claro.

Primer festejo de feria

Ganadería: Se lidiaron cuatro toros de Luis Algarra y dos de Marcos Núñez, 3º y 6º desiguales de presentación, nobles, en líneas generales de buen juego. El 4º fue bueno. El 3º tuvo calidad.  

Toreros: Manuel Jesús El Cid, de gris perla y oro,  (ovación y oreja). David Fandila El Fandi, de marino y oro, (dos orejas y ovación). José María Manzanares de grosella y oro (palmas y palmas).

Incidencias: La corrida se retrasó treinta minutos por un error en los chiqueros, por parte de los torileros. Tres cuarto de entrada en tarde agradable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios