Los dos primeros trenes del AVE Madrid-Barcelona llegan a su destino con una ligera antelación

  • Los dos primeros trenes comerciales que estrenan la línea ferroviaria de Alta Velocidad Madrid-Barcelona han llegado a sus destinos con una ligera antelación de ocho minutos

Comentarios 6

Los dos primeros trenes comerciales que estrenan la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) Madrid-Barcelona han llegado a sus destinos con una ligera antelación de ocho minutos respecto al horario previsto.

Concretamente, el tren que ha salido de Madrid-Atocha a las 6.00 horas ha llegado a la estación barcelonesa de Sants a las 8.35, del mismo modo que el tren que ha realizado el trayecto inverso desde Barcelona a Madrid, que también partía a las 6.00, ha llegado a la capital a las 8.35 horas.

En los trenes no ha viajado ninguna autoridad, dado el compromiso del Gobierno de no realizar inauguración alguna de la línea, por la proximidad del inicio de la campaña electoral. No obstante, el presidente de Renfe, José Salgueiro, se ha acercado a la estación de Sants para supervisar la llegada de este primer tren.

En el tren que iba de Barcelona a Madrid han viajado el director general de los servicios de larga distancia y alta velocidad de Renfe, Abelardo Carrillo, y el director general de desarrollo de infraestructura de Adif, Manuel Sánchez Doblado. Ambos destacan la "normalidad" en el trayecto que une por primera vez en alta velocidad comercial la capital catalana con Madrid.

Los dos trenes forman parte del servicio 'AVE+' esto es, la conexión directa sin paradas entre las dos capitales. El tren que inaugura el servicio desde Madrid, un AVE S-130 de Siemens, ha transportado a unos 158 viajeros, según datos de Renfe, de los que unos 50 son periodistas acreditados para cubrir el arranque del servicio. En el caso del tren que parte de Barcelona-Sants, han viajado unos 250.

Los viajes se han desarrollado con normalidad, según lo previsto, y sólo especialmente animado por el gran número de periodistas que viajaban en el tren para cubrir en directo el primer trayecto del corredor.

Los trenes han circulado a una velocidad comercial media de entre 240 y 250 kilómetros por hora, si bien en varios puntos del trazado se alcanzó la velocidad máxima de 300 kilómetros por hora para los que está diseñada la línea y en algunos otros descendía por debajo de los 100 kilómetros por hora. Asimismo, en los últimos 10 kilómetros de recorrido, a la llegada de la estación de Barcelona-Sants, la velocidad se ha reducido hasta los 10 kilómetros por hora.

Con estos dos trenes Renfe ha arrancado la explotación comercial de esta línea, doce años después de que comenzaron los trabajos para su construcción, y dos meses después de la fecha inicialmente fijada (21 de diciembre de 2007) por los problemas que las obras causaron en la red de Cercanías de Barcelona.

La operadora inicia con más de 71.000 billetes ya vendidos un servicio con el que introduce la tecnología AVE en el corredor de mayor tráfico de viajeros del mundo, y con el que competirá con el puente aéreo. La oferta comercial con que Renfe empieza a comercializar este servicio está integrada por 17 trenes por sentido, el primero de los cuales parte a las 6.00 horas y el último a las 21.00 horas.

La conexión por AVE con la capital catalana supone el tercer hito del corredor tras la puesta en marcha de los tramos hasta Lleida y Tarragona. El trazado que se estrena es el que parte de la estación de Camp de Tarragona hasta la de Sants en Barcelona, de 87 kilómetros de longitud, en los que se incluyen 37 viaductos y puentes que suman 9,767 kilómetros.

En total, toda la línea AVE Madrid-Barcelona suma 659 kilómetros, de los que 32,1 kilómetros discurren por un total de 149 viaductos y puentes y 32,8 kilómetros más en 162 diferentes túneles. La conexión de Barcelona con la frontera francesa está prevista para el horizonte de 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios