Los 'ertzainas' escoltas pasan a ayudar a las víctimas del machismo

  • Los concejales populares y socialistas mantienen uno de sus dos guardaespaldas.

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, anunció ayer que la mayoría de los 150 agentes que componen la Unidad de Acompañamiento de la Ertzaintza que hasta ahora ejercían de escoltas para personas amenazadas por ETA pasarán a realizar labores de contravigilancia para este colectivo y también para las mujeres víctimas de la violencia machista.

Este cambio se deriva de la rebaja de los servicios de escolta a amenazados a partir de hoy. Los ediles del PSE y el PP elegidos el 22 de mayo tendrán sólo un escolta, en vez de los dos que hasta ahora llevaban los concejales amenazados por ETA, y también se suprimirá la escolta de los que dejaron de ser concejales.

La reducción de estas labores de escolta ha llevado a la reorganización de la Unidad de Acompañamiento de la Ertzaintza, creada en 1997, así como a las protestas de escoltas privados, que llegaron a convocar una huelga luego anulada, en protesta por la pérdida de puestos de trabajo.

En su comparecencia, Ares anunció este cambio de función. Así, las personas que tenían como escoltas a ertzainas de la citada unidad y que precisen de ese servicio dispondrán bien de protección privada o de "otros medios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios