Zapatero: "En esta crisis hay mucha gente que no va a tener dificultades"

  • El jefe del Gobierno ha lanzado un mensaje de confianza a las personas más afectadas por el "duro ajuste" de la economía, pero ha recordado también que en esta "crisis" hay mucha gente que no va a tener ninguna dificultad, primera vez que pronunciaba la palabra.

Comentarios 41

Entrevistado en Antena 3, Zapatero ha vuelto a hablar de "ciclo bajo", de "dificultades" y de "frenazo" de la economía, y ha rechazado entrar en el debate terminológico, pero, ante la insistencia de los entrevistadores, en dos ocasiones ha citado la palabra que hasta el momento había evitado pronunciar.

El presidente del Gobierno ha reiterado las medidas puestas en marcha y ha reconocido que, manteniendo el rigor presupuestario, puede haber "un cierto déficit" en las cuentas públicas, pero sin llegar al 2 ó el 3 por ciento que registran muchos de los grandes países, ha dicho.

En los presupuestos generales del Estado para 2009, ha avanzado, el Gobierno garantizará los compromisos con las pensiones, el salario mínimo interprofesional, las becas, la ley de dependencia y la inversión productiva y ahorrará "prácticamente en todo lo demás".

Según ha explicado, su obligación como presidente del Gobierno es lanzar un mensaje de confianza, porque hay empresas nacionales y extranjeras que tienen que decidir si invertir o no en España y él les debe decir que éste es un país "fuerte".

Zapatero, quien ha asegurado que es "tan consciente como el que más" de la situación actual, ha insistido en que su objetivo es garantizar el apoyo de las políticas sociales públicas a los sectores que pueden tener más dificultades.

Ha analizado también algunas de las propuestas aprobadas el pasado fin de semana en el Congreso Federal del PSOE, entre ellas la de seguir dando pasos en la laicidad del Estado.

Preguntado si eso supondrá que los presidentes del Gobierno o los ministros no prometan su cargo con un crucifijo en la mesa, lo ha negado y ha explicado que en el ámbito del Palacio de la Zarzuela le corresponde decidir al jefe del Estado.

En cuanto a la reforma de la ley del aborto, ha explicado que ya en la campaña electoral defendió reflexionar sobre la posibilidad de la misma y ha reconocido que "una de las posibilidades más factibles" es ir a una ley de plazos.

Ha hecho también referencia a la consulta popular sobre el futuro del País Vasco programada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y ha reiterado que no la llevará a cabo porque es "manifiestamente inconstitucional".

A su juicio, el objetivo de Ibarretxe es "tener un tema para la campaña electoral", tras una legislatura en la que no ha cosechado grandes éxitos.

Zapatero no ha desvelado si volverá a ser el candidato del PSOE en las próximas elecciones generales y ha subrayado que ya decidirán él y su partido cuando llegue el momento.

Preguntado por la reciente Eurocopa de fútbol, ha calificado de "insólito" que el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, prefiriera que Rusia fuera la campeona.

Zapatero (quien ha explicado que el motivo de que hoy pudiera apreciarse que tenía una uña negra se debía a que se pilló el dedo al cerrar una ventana), se ha referido a su declaración de la renta para señalar que Hacienda le ha devuelto "una pequeña cantidad" después de haberle retenido el pasado año 27.000 euros.

Ha confesado que no marca la casilla de la Iglesia en esa declaración, pero ha asegurado que respeta mucho a quien lo hace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios