Crisis en Cataluña

El TS insta a Montoro a explicar por qué niega que se gastara dinero público el 1-O

  • El Supremo urge al ministro de Hacienda a aclarar su postura a la vista del informe de la Guardia Civil que eleva la malversación de la Generalitat en más de millón y medio de euros

El juez Pablo Llarena. El juez Pablo Llarena.

El juez Pablo Llarena. / efe

Comentarios 5

El juez del caso del procés en el Tribunal Supremo (TS), Pablo Llarena, ha pedido por escrito al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que explique "a la mayor brevedad posible" por qué considera que no se utilizó dinero público para el referéndum independentista del día 1 de octubre de 2017 en Cataluña.

En una providencia, el magistrado justifica su decisión en que varios procesados han declarado ante él que Montoro expresó "su certeza de una ausencia de gasto público en la organización de la votación celebrada en Cataluña el 1 de octubre de 2017".

Ello contradice las fuentes de prueba del sumario, dice el juez, que ha procesado a varios de los implicados por el delito de malversación, consistente precisamente en la utilización de dinero público en fines ilegítimos, por ejemplo, el citado referéndum.

El ministro de Hacienda, cuyo departamento ejerce de acusación particular en este sumario por el posible mal uso de fondos, negó en una entrevista publicada el lunes por el diario El Mundo que en el referéndum del 1 de octubre se hubiera utilizado dinero público. Entre el martes y ayer declararon ante el juez los ex consellers Joaquim Forn, Josep Rull, Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa, y la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, todos ellos procesados por malversación, además de por rebelión.

Llarena emplaza al ministro a que le remita con la mayor brevedad posible el "soporte objetivo concreto" de sus declaraciones al citado diario en las que se han apoyado los comparecientes para afirmar que no existe tal malversación.

Y recuerda que las fuentes de prueba acumuladas durante la instrucción contradicen esa conclusión. De hecho, según un informe de la Guardia Civil, la Generalitat malversó al menos 1.602.001,57 euros procedentes de fondos públicos en la organización y celebración del referéndum.

El pasado 20 de marzo, Llarena encargó a la Guardia Civil "la aportación de los documentos y demás elementos objetivos" que dan soporte" a ese informe sobre "gastos públicos orientados a la celebración del referéndum unilateral de independencia". También declaró secreta esa parte de la causa durante un mes. La secretaria general de Financiación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda, Belén Navarro, reiteró ayer, por su parte, que en Cataluña "no ha habido dinero" del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) o de las entregas a cuenta por la financiación de esa comunidad "que no haya ido destinado al pago de facturas de proveedores". Agregó que la investigación judicial en marcha dirá si esos pagos de facturas "no correspondieran a tal fin".

Navarro compareció en la Comisión de Presupuestos del Congreso, donde explicó a los diputados que el FLA tiene dos tramos: uno paga directamente vencimientos de deuda y, el otro, a proveedores. Sobre esta segunda parte, apreció que las facturas, certificadas por la Intervención, se cargan en una plataforma y se produce después el pago "directamente a los proveedores".

Este mismo sistema de carga y pago directo de facturas, agregó la secretaria general, es el que funciona para los pagos con cargo a las entregas a cuenta que le corresponden a Cataluña por el sistema de financiación autonómica. Esta medida se impuso el pasado 15 de septiembre para evitar precisamente el desvío de dinero para el 1-O.

"Se puede decir que no ha habido dinero que no haya ido destinado tanto por los pagos FLA como del control de pago de las entregas a cuenta, al pago de una factura de proveedores", insistió Navarro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios