Rajoy logra reunir a Gallardón y Aguirre "para que hagan equipo"

  • El líder del PP convoca a un acto con deportistas a la presidenta madrileña y al alcalde de la capital, que horas antes escenificaron su reconciliación con un beso

Comentarios 2

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, escenificaron ayer por partida doble su reconcialiación política tras sus desavenencias públicas sobre las listas al Congreso. La primera imagen de unidad la ofrecieron durante la inauguración de un intercambiador de metro en Madrid donde pusieron fin a sus disputas con un beso.

Horas después, el líder del PP, Mariano Rajoy, lograba reunir a ambos en un acto de su partido con deportistas en Madrid consiguiendo que ambos vuelvan a "hacer equipo" para ayudarle en su travesía hacia La Moncloa. Fue el primer acto en el que Gallardón volvía a hablar junto a Rajoy y Aguirre desde que, el pasado día 15, fue excluido de las listas al Congreso. Desde ese día, la relación entre Aguirre y Gallardón nunca fue la misma: caras largas, gestos fríos y apenas un tenso apretón de manos cuando coincidieron en la inauguración del intercambiador de Plaza de Castilla el pasado 6 de febrero.

Sentada a la derecha, ella, y él a la izquierda del líder del PP, Aguirre y Gallardón escucharon palabras de elogio de su presidente en el acto con deportistas. Antes de iniciar los discursos, los presentes presenciaron una demostración de judo por parte de un grupo de alumnos, en la que el instructor señaló que aunque la caída se asocie a la derrota, en este deporte "la derrota nos protege para seguir avanzando". "Es necesario saber caer para continuar aprendiendo", añadió, ante la sonrisa cómplice del alcalde de Madrid y del resto de asistentes. Gallardón se encargó de la introducción del acto y de presentar a los oradores, pero, cuando bajó de la tarima, cayó en la cuenta de que había olvidado mencionar en su presentación a Aguirre, que le miraba expectante sentada junto a Rajoy.

"Con la emoción de la candidatura olímpica de Madrid-a la que hizo referencia en su discurso- se me ha olvidado algo que de verdad hago con placer, y es presentar a mi compañera Esperanza Aguirre", proclamó el alcalde, corrigiendo así su olvido. Aguirre ensalzó el deporte como "escuela" y como ejemplo de los valores que defiende el PP, porque "significa juego limpio, capacidad de entrega, disciplina, trabajo duro, sentido de la responsabilidad, compañerismo y respeto a las reglas del juego". "El deporte enseña a ganar sin arrogancia y a perder reconociendo el mérito del adversario, y es una excelente escuela de trabajo en equipo", dijo.

Rajoy clausuró el acto dedicándoles a ambos las primeras palabras de su discurso. El líder del PP destacó de Aguirre la creación de un Ejecutivo que fomenta el deporte y del alcalde de la capital excluido de las listas "su esfuerzo" porque Madrid llegue a ser la ciudad olímpica en 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios