Cataluña

ERC y la CUP recelan del plan de JxCAT para conceder peso a Puigdemont

  • Junts per Catalunya propone una reforma exprés de la ley de Presidencia para investir al ex jefe del 'Govern' a distancia

  • Esquerra muestra sus dudas y los antisistema se abren a otro candidato

Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y la directora de campaña de JxCat Elsa Artadi. Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y la directora de campaña de JxCat Elsa Artadi.

Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y la directora de campaña de JxCat Elsa Artadi. / EFE

Comentarios 3

El toma y daca entre Junts per Catalunya (JxCat) y ERC y la CUP para dar peso a su candidato, el ex president Carles Puigdemont, en el futuro Govern se sigue redoblando.

JxCat entregó este miércoles a las otras dos formaciones independentistas el borrador de una propuesta de resolución parlamentaria en contra de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y para la restitución del Govern y del conjunto de instituciones catalanas afectadas a fin de consensuarla y que pueda ser presentada y votada en el primer pleno del Parlament que se celebre.

Hay que encajar la legitimidad simbólica de Puigdemont con tener un Gobierno efectivo"

Ese reconocimiento de las instituciones catalanas incluye a la Generalitat en su conjunto (es decir, el Govern, el presidente y la administración catalana y sus consellerías), pero también el propio Parlament como Cámara de representación de los ciudadanos de Cataluña.

Desde el grupo de JxCat se ha empezado a trabajar en un redactado de reforma exprés de la Ley de la Presidencia que permita una investidura a distancia de Puigdemont. Tanto la propuesta de resolución como la reforma de la Ley de la Presidencia forman parte del plan que el propio Puigdemont trasladó a sus interlocutores independentistas hace unos días.

Primero, se aprobaría una resolución de reconocimiento del Govern "legítimo" que presidía Puigdemont y que fue cesado en aplicación del artículo 155, texto que ahora mismo es objeto de negociación.

En segundo lugar, el pleno del Parlament aprobaría en lectura única -el documento habla del 15 de febrero, pero las fechas pueden haber quedado ya desfasadas- de una reforma de la ley de la Presidencia para permitir explícitamente que Puigdemont pueda ser investido sin necesidad de estar presente en el hemiciclo.

Posteriormente, en un acto solemne en Bruselas -previsto inicialmente para el 18 de febrero-, una asamblea de electores catalanes bendeciría la creación de un Consejo de la República, con Puigdemont al frente.

Por último, el pleno del Parlament celebraría una sesión de investidura -el 21 o 22 de febrero- para nombrar president a Puigdemont o, si no fuese posible, para investir a otro candidato que propusiese JxCat.

Sin embargo, ERC ve dificultades en la viabilidad de una reforma de la Ley de Presidencia de la Generalitat y del Govern, aunque no se cierra a estudiar esta fórmula. El portavoz de Esquerra en el Congreso, Joan Tardà, insistió este miércoles en la "legitimidad" de que el candidato de JxCAT ostente una presidencia simbólica desde Bruselas, y abogó por "encajarla" con una presidencia efectiva desde Barcelona que, en su opinión, es "imprescindible".

"Lo que haremos será encajar la legitimidad de lo que representa el president Puigdemont con la imprescindibilidad de tener un Gobierno efectivo en Barcelona que gobierne", dijo en una entrevista en la cadena Ser, a pesar de que la portavoz de JxCat en el Parlament, Elsa Artadi, rechazara este miércoles un cargo simbólico para Puigdemont y recalcara que el candidato a la Presidencia de la Generalitat es el ex president.

La CUP se sumó este miércoles a las reticencias a dar peso a Puigdemont. La portavoz del Secretariado Nacional de la formación antisistema, Núria Gibert, se abrió este miércoles a investir a otro candidato independentista como presidente de la Generalitat "si no puede ser Puigdemont". En una entrevista de La Xarxa, destacó que "esto no va de personas", si bien ensalzó lo que el depuesto jefe del Govern ha hecho a favor del proceso independentista y abogó por legitimarlo de alguna manera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios