La Audiencia condena a 30 años de cárcel al ex jefe militar de los Grapo

  • Silva Sande ordenó matar en 1990 a un doctor que alimentó a terroristas en huelga de hambre

La Audiencia Nacional condenó ayer al grapo Fernando Silva Sande a 30 años de cárcel por ordenar el asesinato del médico José Ramón Muñoz, quién había decidido alimentar a varios reclusos de la banda terrorista en huelga de hambre. La sentencia considera probado que Silva Sande dio instrucciones a los grapos Guillermo Vázquez Bautista y María Jesús Romero Vega para que asesinaran al doctor, que fue tiroteado el 27 de marzo de 1990 en su consulta zaragozana. Los jueces condenan al jefe militar de los Grapo como autor por inducción.

Durante la vista oral, Silva Sande aseguró que él no dio ninguna orden ni participó en el asesinato del médico, ya que no tenía un puesto de responsabilidad en la organización. "Sabía quién era el doctor porque salía en la tele y me enteré de su muerte por la prensa. En aquellas fechas yo vivía mucho en Francia", destacó. Sin embargo, el ya condenado Vázquez Bautista indicó que fue Silva Sande quien dio la orden de asesinar al médico. En su informe definitivo, el fiscal cree acreditado que los terroristas ya condenados "recibieron la orden expresa de atentar contra el médico" e hizo hincapié en las declaraciones ante la Policía de Vázquez Bautista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios