Atacan con pintadas con el símbolo falangista un monumento de Bilbao

  • El alcalde reprocha a los autores que "no pudieron en el 36 y aquí sigue un pueblo de pie"

Comentarios 1

El monumento La Huella, que recuerda en Artxanda (Bilbao) a los gudaris y milicianos que lucharon contra las tropas franquistas en la Guerra Civil, fue atacado la madrugada del domingo pintando en sus estructuras el símbolo del yugo y las flechas y la palabra Falange. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto (PNV), condenó esta acción por medio de las redes sociales con un mensaje en el que afirmó que en la ciudad "sobran los fascistas que no respetan ni símbolos como La Huella". Aburto, en declaraciones posteriores a los medios, insistió en que "sobran este tipo de actitudes" y se dirigió "a los fascistas" asegurando que "no pudieron en el 36 y aquí sigue habiendo un pueblo de pie".

El lehendakari, Íñigo Urkullu, expresó su consternación por las pintadas al considerarlas "un ataque a la democracia y la libertad". Recordó por medio de varios mensajes en Twitter que este monumento recuerda a los gudaris y milicianos que lucharon contra las tropas franquistas en la Guerra Civil con el objetivo de "defender los derechos y la libertad de los ciudadanos en el País Vasco". El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, manifestó que "40 años después, los fachas siguen estando ahí".

El grupo municipal de Udalberri, integrado por Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo, calificó de "intolerable" el ataque, que enmarcó en "la presencia y provocaciones de elementos ultras" en la ciudad horas antes de que dieran inicio elas fiestas de Bilbao.

La escultura fue hecha en acero al carbono de ocho metros y cerca de 8.000 kilos, que representa una gran huella dactilar, de la que es autor Juan José Novella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios