Se cumplen 150 años de la Piedra Llorosa

l El alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín presidió ayer la colocación de una placa en el muro de San Laureano por los 150 años de la Piedra Llorosa. Según una leyenda que, como todas, está llena de inexactitudes históricas, el alcalde García de Vinuesa se sentó a llorar en este sillar tras contemplar el fusilamiento de 82 jóvenes sevillanos que habían participado en un levantamiento contra Isabel II, según unas fuentes por su ideología liberal y, según otras, por su filiación carlista. Durante el acto, Manuel Grosso (que reapareció junto al alcalde después de su polémica salida del Festival de Cine de Sevilla), y que estaba invitado en calidad de "especialista" en la leyenda, los hechos ocurridos el 11 de julio de 1857 "son un pequeño símbolo para las generaciones venideras" de la indignidad de la pena de muerte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios