El turismo y el comercio se dan la mano a través de la artesanía

  • Alonso destaca las sinergias entre ambos sectores económicos y anuncia la creación de una marca para certificar la "excelencia" de los productos andaluces

Comentarios 1

El turismo no se entiende sin el comercio y viceversa. Son dos sectores económicos fundamentales íntimamente vinculados. La artesanía más típica de Andalucía es un buen ejemplo de reclamo turístico para el viajero. En este sentido, la Junta busca poner en valor los productos de la región a través de "una marca que identifique y certifique su excelencia", destacó el consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, como una de las medidas principales que contiene el II Plan Integral para el Fomento de esta actividad. Hizo este anuncio en el acto de entrega de las distinciones Cartas de Maestro a diez artesanos celebrado en Jaén.

El binomio que forman turismo y comercio queda reforzado con el conjunto de medidas para el fomento y regulación de la artesanía puesto en marcha en los últimos años por la Junta con el objetivo de "vertebrar un sector productivo de gran importancia por ser un potente generador de empleo, establecer sinergias con otras actividades económicas como el turismo, y por representar lo mejor de nuestras raíces y costumbres", precisó Alonso ayer.

Durante el acto de entrega de las distinciones, Alonso ensalzó "el indudable valor cultural, social y económico de este segmento productivo" y se mostró "convencido de que el futuro distintivo de calidad contribuirá a un mayor reconocimiento de esta actividad al hacer más visibles los productos y podrá traducirse en un incremento de las ventas".

En opinión del consejero, el segundo plan "pretende aportar nuevos instrumentos para facilitar un mayor crecimiento y fortalecimiento del sector".

Esta distinción, que por primera vez otorga la Administración autonómica, reconoce la trayectoria de personas que han desempeñado su oficio de forma ininterrumpida durante un periodo mínimo de 15 años y acreditan méritos extraordinarios sobre la actividad.

Entre los artesanos reconocidos se encuentran el alfarero y ceramista Juan Martínez, Tito, de Ubeda (Jaén); el especialista en artesonado mudéjar Francisco Luis Martos, también de Jaén; y la ceramista granadina Fátima Quesada. Además, figuran la artesana de estampación textil Margaret de Arcos y el especialista en artesonado Miguel Ángel Balmaseda, ambos de Sevilla; el luthier José Ángel Chacón, el bordador Juan Rosendo Rodríguez y Montserrat Puñet, especialista en vidrieras, todos de Málaga. También han sido distinguidos los onubenses José Manuel Domínguez, dedicado a la guarnicionería; y Antonio José López (balanzas romanas).

Andalucía es actualmente la primera comunidad autónoma en número de talleres artesanales, con alrededor de 2.500 (el 17 % del total nacional) que dan empleo a unos 10.000 trabajadores.

En cuanto a la distribución de actividad por provincias, Córdoba, Sevilla y Cádiz son las que presentan una mayor concentración, al sumar el 58 % de los talleres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios