La banca reduce beneficios, frena el crédito e incrementa los depósitos

  • Las entidades españolas bajan un 17% el beneficio en la primera mitad del año, hasta los 6.607 millones · Los préstamos suben sólo un 0,3% y el pasivo un 7,7%

Los bancos españoles contaban al cierre de junio con 853.438 millones de euros en créditos concedidos a sus clientes, lo que supone un incremento del 0,3% respecto al saldo acumulado en el mismo mes de 2010. Los depósitos, sin embargo, se dispararon un 7,7%, hasta 704.216 millones.

Así se desprende de los últimos datos de la Asociación Española de Banca (AEB), que constatan la ralentización en el crecimiento del saldo crediticio de los bancos, ya que un año atrás el importe acumulado crecía un 0,7% en comparación con el mes de junio de 2009.

Los depósitos no alcanzan la cuantía de los créditos concedidos por la banca, sino que existe una brecha de 149.222 millones de euros, lo que pone de manifiesto que las entidades han recurrido a otras formas de financiación al margen de los ahorros de sus clientes. No obstante, esta brecha -que significa que el 82% del crédito está cubierto por financiación minorista- es inferior a la de un año antes, cuando totalizaba el 188.401 millones y suponía el 77% de los créditos concedidos por los bancos.

Según los datos de la AEB, los bancos que operan en España registraron un beneficio neto de 6.607 millones en el primer semestre del año, un 17,2 % menos que en el mismo periodo de 2010.

La tasa de morosidad alcanzaba el 4,5 % en el primer semestre del año, frente al 4,2 % del mismo periodo de 2010, y del 4,45 % que registró entre enero y marzo de 2011. La tasa de cobertura se sitúa en el 62 %, un porcentaje menor que el 66 % de junio de 2010. En los seis primeros meses del año, el core capital -capital principal-, ha pasado del 8,4 % al 9,2 %.

Por otro lado, los bancos y cajas de ahorros españoles elevaron en agosto las comisiones que cobran a sus clientes por las tarjetas de débito un 18,1 % de media, en comparación con el mismo periodo de 2010, y en un 10,3 % las de las tarjetas de crédito. Según los datos del Banco de España, la cuota media que pagaban a finales de ese mes los clientes por tener una tarjeta de débito alcanzó los 19,89 euros, frente a los 16,84 de un año antes. Con respecto a julio de 2011, la cuota media que pagaban los clientes por una tarjeta de crédito no ha variado (19,89 euros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios