Salas planea dar dinero a cuenta a los inversores de Contsa antes de un año

  • La firma replanteará los contratos con sus clientes al no poder garantizar las rentabilidades pactadas por la crisis inmobiliaria

Comentarios 13

El presidente del grupo andaluz Contsa Corporación Empresarial, José Salas, aseguró ayer que "si se dan condicionantes favorables, podríamos empezar en un año a entregar dinero a cuenta a los que tengan necesidades más perentorias mediante la venta de los activos de la empresa".

Salas explicó en declaraciones a Europa Press que el patrimonio de la compañía es su "principal baza" y que "sus activos son muy superiores al pasivo". "Hay casi 30 millones de euros de diferencia entre los 80 millones en activos y los 54 millones de pasivo", agregó el presidente de Contsa, que recalcó que este será el planteamiento que transmitirá el 3 de marzo personalmente en el hotel Al Andalus de Sevilla a los 1.200 inversores afectados a los que explicará las circunstancias de la suspensión de pagos. El empresario sevillano aseguró que no tiene "nada que ocultar ni que esconder". "No he engañado a nadie ni ha habido estafa, los inversores han traído libremente el dinero y no me he quedado nada, sólo me he dedicado a trabajar", subrayó Salas, que apeló a sus inversores para que confíen en él porque si le "dan tiempo, la empresa sale adelante".

Salas apuntó que "lo principal ahora es tener tranquilidad y esperar a que el tiempo pase a nuestro favor, pues nuestro patrimonio es superior". El empresario, que indicó que los ocho millones de euros de capital social de Grupo Contsa fueron íntegramente desembolsados por él, reconoció que su principal preocupación son aquellos inversores "que han confiado en mí y que tienen su inversión como una especie de pensión mensual como complemento para sus familias".

En ese sentido, indicó que en la junta de acreedores propondrá que "se priorice en el pago a los inversores más necesitados" a la hora de empezar a entregar cantidades de capital invertido.

"Si todo el mundo me permite trabajar, si los clientes tienen capacidad de aguante y la evolución del mercado es buena, esos deben ser los elementos que han de darse para salir adelante, y esos tres condicionantes deben ir a la vez y unidos", aseveró Salas, que cifró en 25 millones de euros el capital invertido por el conjunto de inversores.

El presidente de Contsa recordó que "la situación económica y financiera es complicada" pero precisó que la empresa sigue en funcionamiento y sigue su marcha normal, "pues estamos al día de todo", tras lo que valoró el apoyo recibido por los empleados y los propios inversores.

En otra entrevista concedida a Radio Sevilla, José Salas también precisó que "a partir de ahora" tendrá que replantearse "los contratos con sus clientes". El responsable del grupo empresarial explicó que la situación del mercado le impedirá aportar muchas de las elevadas rentabilidades que tiene pactadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios