"Debemos trabajar en la dotación de nuevas tecnologías para las pymes"

  • El presidente de Comercio Jaén confía en que las iniciativas puestas en marcha desde el sector y desde la Administración revitalicen la actividad, "una de las que menos empleo destruye"

La caída del consumo en los dos últimos años se ha dejado notar en el comercio tradicional. Esta tendencia es la que vienen demostrando los indicadores de actividad económica.

Aun siendo consciente de ello y lamentándolo, el presidente de la Federación Empresarial Jiennense de Comercio y Servicios (Comercio Jaén), Juan Lorenzo Bustamante, destaca la firmeza del sector: "Posiblemente, el pequeño y mediano comercio sea el sector empresarial con más capacidad de supervivencia ante situaciones de crisis extrema, como la que padecemos en estos momentos".

En opinión del representante de los comerciantes de Jaén, "la capacidad de soportar estas situaciones es tremenda. Esto hace que sea uno de los mercados en los que se está destruyendo menos empleo en comparación con otros como la construcción o la industria", que han sufrido con mayor virulencia los efectos de esta crisis.

Aunque "la situación se agrava en las poblaciones con menos habitantes y en el comercio rural, el comerciante es optimista por naturaleza y confía en un giro de la situación", explica Bustamante.

Lejos de esperar un cambio, el sector lo busca. La Junta de Andalucía pone en liza continuas medidas a favor del sector, pero también se ponen en marcha iniciativas individuales, colectivas y asociativas. "Las llevadas a cabo por las administraciones públicas más destacadas son las relacionadas con proyectos de urbanismo comercial, que en algunas ocasiones han supuesto una mejora y revitalización de entornos comerciales importantes", explica el presidente de la Federación, que pone el acento sobre "los ejemplos de comercios emprendedores, innovadores y valientes que presentan iniciativas muy interesantes".

Desde el colectivo

Desde el punto de vista asociativo, las actuaciones que mejor valoración han tenido por parte de los comercios en los últimos tiempos han sido, a juicio de Benjumea, las destinadas a promocionar e incentivar la actividad comercial en múltiples variantes. Entre ellas, cita las promociones publicitarias, las campañas navideñas o el Día del stock. En este contexto, "la información y el asesoramiento de la Federación son clave para los asociados de Comercio Jaén", asegura.

El principal reto de Comercio Jaén en la actualidad es impulsar la reactivación de la actividad. "Ofrecemos nuestra colaboración como interlocutores de un sector que es muy importante en una provincia como Jaén. En la medida de nuestras posibilidades atendemos a los empresarios para actuar como canalizadores de sus quejas, demandas, planteamientos y sugerencias y proponer a las distintas administraciones proyectos y actuaciones", resume Juan Bustamante.

Una de las líneas de trabajo que mejores resultados han dado en Jaén es la que sugiere a las nuevas tecnologías como bastón de apoyo para el avance del sector. "En aquellos comercios que se han ido incorporando nuevas soluciones tecnológicas, básicamente aplicadas a las ventas, sus posibilidades competitivas se incrementan notablemente", defiende.

La incorporación de las nuevas tecnologías al comercio -redes sociales, internet, venta on line, escaparates virtuales-, no obstante, es una asignatura pendiente pese al incremento de los últimos años. "Sólo el 20% de los pequeños y medianos comercios cuenta en su gestión diaria con este tipo de herramienta, por lo que queda mucho por hacer. Las organizaciones empresariales debemos actuar decididamente con proyectos que formen y equipen en el uso de estas nuevas tecnologías", explica el presidente de Comercio Jaén.

De forma paralela a la implantación del desarrollo tecnológico asociado al comercio, a partir de los noventa se produjo la consagración de los centros comerciales abiertos. Juan Lorenzo Bustamante ha seguido su evolución. "Hasta 2005, la generación de estos espacios fue tremendamente positiva, un complemento imprescindible para el mundo asociativo que puso en valor zonas comerciales de muchas poblaciones y capitales andaluzas. Las actuaciones urbanísticas posibilitaron un salto cualitativo en el comercio. En los últimos años, sin embargo, pienso que se ha deteriorado un tanto la figura de los Centro Comerciales Abiertos, sobre todo en aquellos proyectos que no nacieron con una sólida cimentación", opina el presidente de la Federación.

Sobre las iniciativas desarrolladas en la ciudad de Jaén que han tenido repercusiones positivas en la actividad comercial, el presidente de la Federación, concreta: "Iniciativas como las de Las Palmeras en la capital o los centros de Úbeda, Linares y Martos han sido muy importantes para el comercio en sus respectivos ámbitos y son proyectos bien estructurados y consolidados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios