cd gerena | algeciras club de fútbol

Un trámite con la cabeza en otro sitio

  • El Algeciras pierde en Gerena por un fallo defensivo en su despedida liguera

  • Asián monta un once inédito y oxigena antes de la liguilla

Ernesto se lamenta. Ernesto se lamenta.

Ernesto se lamenta. / e. s.

Un Algeciras poco reconocible en su fisonomía y en su juego saldó el trámite de la visita a Gerena con una derrota irrelevante en un partido carente de las más mínima chispa. Los albirrojos despidieron la competición liguera en el José Juan Romero muy alejados de la imagen sobria y el fútbol alegre de los dos últimos meses. José Antonio Asián, como era lógico, montó un once inédito, con sólo tres de los llamados titulares, y el equipo fue perdiendo el gas hasta cometer un fallo defensivo de esos que no se tolerarán cuando esté en juego el ascenso. Porque lo cierto es que el algecirismo ya tiene desde hace varios días la cabeza puesta en el sorteo del playoff a Segunda división B que se celebrará el próximo lunes en Las Rozas.

El Algeciras, con la tercera posición del grupo X asegurada, firmó anoche una derrota anecdótica que sin embargo da al traste con una racha de nueve jornadas sin perder. Lo más achacable es que los del Nuevo Mirador no dieron esa impronta de conjunto aspirante al ascenso, pero también es verdad que la alineación sufrió una metamorfosis muy considerable con respecto a la que tan bien venía haciéndolo. Asián sólo mantuvo a Siles, Pablo de Castro y Ernesto -que regresó tras cumplir sanción-, y armó un once con Pablo Barroso en la portería, Oñate, Salas, Anaya, Ayala, Ito, Solferino y el juvenil Álex Guti.

Barroso cumplió en su debut oficial como algecirista. El meta portuense poca culpa tuvo en el gol del Gerena y, salvo alguna duda a la hora de salir, pasó desapercibido. Se dejó ver en el primer tiempo el juvenil Guti en alguna combinación por la banda derecha con Oñate. Asián apostó por las dos torres en ataque con Ito-Solferino. El cordobés pudo marcar en el primer tiempo, de hecho tuvo la ocasión más clara para el Algeciras. Del argentino, falto de ritmo, poco que reseñar más allá del recelo de una afición que sigue preguntándose por qué el club fichó a un delantero más si no tiene sitio.

El primer tiempo del Algeciras se salvó sin ser nada del otro mundo. Los albirrojos -ayer de nuevo con la tercera equipación, la burdeos que ya comienza a ser gafe- salieron con más salero que su rival y en el minuto 7 Andrés Salas casi convierte un córner botado por Ayala.

El Gerena se mantuvo fiel a su estilo y trató bien el balón. Los de Alejandro Ceballos movieron el cuero cada vez que encontraron algún resquicio, sin embargo el peligro (el poco que hubo) llegó en las acometidas visitantes, como el cabezazo blandito de Javi Anaya en el 22' o el remate de Ito tras una buena contra que acabó en un palo en el 26'.

Pasada la media hora en el campo sintético minero, los de casa se asomaron por el área de Barroso. La oportunidad más clara la tuvo el exalgecirista Javi Medina con un disparo que se fue por poco en el 37'. El habilidoso atacante de Valencina sigue teniendo ese desequilibrio en los metros finales.

El paso por vestuarios dejó el primer cambio algecirista. Asián retiró a Ernesto, que ya había visto una amonestación, y metió al capitán Iván. Apenas habían transcurrido los primeros compases del segundo periodo cuando un balón rebotado acabó con un mal despeje de Pablo de Castro, que dejó a Sergio Navarro en franca posición para batir de vaselina a Barroso en el minuto 53.

El tanto local hizo que Asián moviese rápido el banquillo con la entrada de Tano y después de Máiquez, pero el Algeciras se fue deshilachando ante un rival que se sintió cómodo.

Pudo empatar el cuadro de La Menacha en el 62' en el único error que concedió el Gerena a la hora de sacar el balón, pero Iván no anduvo rápido. El capitán fue el protagonista también en el último tramo de otra tentativa que la zaga minero mandó a córner.

El Gerena se animó en alguna contra esporádica, la más clara una de Javi Medina que se marchó por arriba. Los de Ceballos no cejaron para amarrar una victoria con la que abrochar su temporada, sobre todo una segunda vuelta en la que han hecho más puntos que el Algeciras, aunque no les dio para engancharse a la cuarta plaza.

El Algeciras de Asián, que se llevó a toda la plantilla al José Juan Romero, cierra la competición doméstica con 66 puntos, los que le bastaron para buscar el ascenso de categoría como tercer clasificado. La Liga ya es historia. Ahora comienza lo bueno, las eliminatorias para subir. Y aquí ya no valen las concesiones ni los respiros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios