Fútbol l Primera División

El proyecto de Caparrós evalúa al de Bernd Schuster

  • El Madrid pretende romper su mala racha fuera ante un Athletic lanzado

Comentarios 0

El Athletic Club de Bilbao recibirá al Real Madrid con la intención de dar un nuevo golpe de efecto, después de su contundente victoria en Valencia, y fortalecer así el creciente proyecto Caparrós ante un líder obligado a mejorar fuera del Bernabéu, en el gran clásico de la temporada en San Mamés.

El 0-3 de Mestalla obtenido por el Athletic ha revitalizado al necesitado equipo rojiblanco, que no terminaba de plasmar en puntos la incipiente mejoría experimentada desde la recuperación de Fran Yeste, que desde una posición más atrasada se ha convertido en el faro que guía e ilumina el juego de ataque bilbaíno.

El zurdo, pareja de Pablo Orbaiz en el medio centro, ha confirmado ser la esperada pieza que le faltaba a Caparrós para que carburara el engranaje y, por ello, ambos repetirán por tercera jornada consecutiva en la sala de máquinas rojiblanca apoyados por David López e Igor Gabilondo en las bandas.

En ataque, Joseba Etxeberria y Fernando Llorente disfrutarán de otra oportunidad para volver a sacar chispas de esa buena química que evidenciaron en Valencia, ahora en casa y ante una afición otra vez ilusionada que llenará al menos en tres cuartas partes el aforo de La Catedral, a pesar de ser partido de pago para los socios.

La única variante que introducirá Caparrós en el once será para dar entrada de nuevo en la línea defensiva a Aitor Ocio, sancionado la última jornada, en lugar de Ustaritz Aldekoaotalora.

El central se sentará en el banquillo junto al ya recuperado Asier del Horno, Ander Murillo, Iñaki Muñoz, Javi Martínez, Aritz Aduriz y el portero del filial Raúl Fernández.

Han quedado fuera de la relación de 18 convocados los lesionados Gorka Iraizoz, Roberto Martínez Tiko y David Cuéllar; además de Luis Prieto y Joseba Garmendia, que se caen respecto a la última lista, Iban Zubiaurre, Unai Expósito, Markel Susaeta y Ion Vélez, todos ellos por decisión técnica.

Mientras, el Real Madrid viaja a Bilbao con la intención de cambiar la imagen a domicilio, radicalmente diferente de la que muestra en el estadio Santiago Bernabéu, donde ni un sólo equipo le ha robado un punto en Liga. Las recientes salidas a Murcia (empate) y Bremen en Liga de Campeones (derrota), llevaron a Bernd Schuster a modificar su planteamiento táctico, sacrificar a Fernando Gago del doble pivote y volver a una apuesta más ofensiva. Ahora, la duda es comprobar si el técnico volverá a la contención en San Mamés o apostará por el mismo dibujo del Santiago Bernabéu.

Schuster cuenta con la buena noticia del regreso de Guti, una vez cumplida la sanción por su expulsión en Murcia. Ese triunfo ante el Partizán dejó el gol del holandés Royston Drenthe, que parece haberse ganado volver a una convocatoria. Entró en la misma, como Ruud Van Nistelrooy, recuperado de un fuerte golpe sufrido ante el Racing. En el capítulo de bajas, a la ausencia de Heinze se suman por decisión técnica las de Codina, Salgado, Metzelder, Higuaín y Soldado.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios