unión deportiva los barrios

El mejor viajero, en la Villa

  • La Lebrijana afronta el partido con la Unión con solo dos derrotas en sus 16 desplazamientos

  • Vuelven Chico Díaz y Orihuela, pero no Álex Trujillo

Joaquín Hidalgo. Joaquín Hidalgo.

Joaquín Hidalgo. / e.s.

La Unión Deportiva Los Barrios recibe el domingo (18:30) a la Balompédica Lebrijana, un quinto clasificado que se ha puesto como objetivo disputar la fase de ascenso y que llega con importantes credenciales: es el mejor viajero del grupo X de Tercera, con 32 puntos y solo dos derrotas en 16 desplazamientos. Ambas consecutivas, en sus visitas al líder Cádiz B y en Puente Genil. La última, a mediados de enero. Los lebrijanos recuperan a dos de sus zagueros, Juande y Benítez pero es baja el lateral derecho Selu Infantes por sanción.

La Unión debe defender su condición de equipo en plaza de salvación ante un rival temible, sobre todo fuera de casa. El mal estado del césped artificial de su estadio, el Municipal de Lebrija, le ha pasado factura a la Balompédica y de hecho desde la semana que viene comienzan las obras de sustitución del mismo y el equipo pasará a jugar en el Polideportivo, de hierba natural.

Parece que Los Barrios ha pegado un bajoncillo, pero es un rival muy complicado"

El rival de la Unión solo ha perdido un encuentro en las diez últimas jornadas (en casa, ante el Utrera) y desembarca en el San Rafael con dos viejos conocidos de la casa, Chico Díaz -que ha marcado en las cinco últimas jornadas- y Orihuela. No será el caso del defensa linense Álex Trujillo, que dejó el plantel hace un par de semanas en busca de minutos y se enroló en el Conil de la División de Honor Andaluza.

El técnico de la Balompédica Lebrijana es Joaquín Hidalgo, que ha observado un ligero descenso en el rendimiento de la Unión en los dos últimos encuentros. "Parece que ha pegado un pequeño bajoncito, aunque también es normal, porque tiene mucho mérito sacar adelante todos los partidos en los que no ha perdido y eso habla mucho del buen hacer de Carlos Ríos y de su plantilla", asegura el míster.

Hidalgo tiene claro que el partido del San Rafael es la primera de las finales que afronta su equipo, porque, en su opinión, la única forma de garantizarse el asalto a los puestos de liguilla es "ganar los cinco partidos que quedan".

"Pero hay que ser conscientes de que tenemos que ir domingo a domingo y esta semana tenemos un rival complicadísimo, porque así lo dice su racha y porque, como nosotros, se está jugando poder alcanzar su objetivo", matiza.

"No creo que se pueda decir quién se juega más, los dos tenemos mucha ilusión por conseguir nuestros objetivos, ellos por lograr la permanencia y nosotros jugar una fase de ascenso", recalca.

"Tenemos el aval de que fuera estamos haciendo las cosas muy bien", recuerda Joaquín Hidalgo, que asume que si su equipo quiere alcanzar primero la liguilla y más tarde el ascenso es necesario que mejore sus estadísticas en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios