El día del todos a una

  • Balompédica y San Fernando se miden hoy en un duelo que pone en juego la tranquilidad para lo que resta de temporada

  • Los locales recuperan a Sergio Rodríguez y a Stoichkov

Balona-san Fernando con rango de final. El único derbi provincial que verá este año el vetusto Municipal de La Línea tiene demasiadas connotaciones como para que nadie ande pendiente de rivalidades que no lo son tanto, porque ambas aficiones mantienen una relación exquisita. Los de casa, con 42 puntos, llegan al duelo tras siete semanas sin ganar. Los visitantes, con 41, después de tres encuentros sin conocer la derrota. Un pulso que vale un potosí para que el que los albinegros recuperan a jugadores fundamentales: Sergio Rodríguez, que ha cumplido sus dos partidos de sanción, y Stoichkov, cuya lesión ha evolucionado tanto que después de dos días ejercitándose con normalidad al menos da para que juegue unos minutos. Joe y Luis Madrigal son las únicas bajas.

No hay paciencia para más esperas. La Balona y su gente quieren celebrar esta tarde esos 45 puntos que [se supone] garantizan una permanencia que se está haciendo esperar más de lo debido. Siete semanas sin celebrar una victoria y cuatro sin hacer un solo gol son muchas para una plantilla que estaba a tiro de piedra de los puestos de liguilla hasta que, conducida por un sinfín de bajas, entró en su particular agujero negro. Por si fuese poco la diferencia de puntos entre los rivales es tan exigua y el calendario tan caprichoso que, aunque es una meta menor, está en juego hasta el golaveraje. En la ida los azulinos se impusieron por 2-0.

El duelo de esta tarde alberga una lucha fratricida, la que protagonizan los hermanos Carrión. Juami, en la Balona. José María (Carri) en el San Fernando. Nunca se cruzaron en un terreno de juego. Hoy, durante 90 minutos, aseguran que se olvidarán del ADN.

Para este compromiso, cuyo horario está condicionado por el derbi madrileño en Primera, se presumen cambios en el once a pesar de la buena imagen que los linenses dejaron en Marbella. Por lo pronto esta vez son solo dos de los 22 jugadores los que están descartados de antemano: Joe, lesionado, y Luis Madrigal, que continúa enfermo.

Todo indica que el técnico optará por devolver la titularidad a Javi Montoya, no sin antes agradecer los servicios prestados a un Alberto que ha superado con creces la prueba de defender el marco. También tienen todas las papeletas para regresar al once Sergio Rodríguez, una vez cumplida su sanción. No son los únicos: Wilson Cuero, cuyo estado físico ha mejorado y mucho esta semana, y Sergio Molina, quien dio por bueno su banquillazo del pasado domingo en el campo del líder y se ha comprometido públicamente a mejorar sus prestaciones, también aparecen en los pronósticos.

Los sacrificados, el mencionado Alberto, Almenara, Ismael Chico y Maurí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios