Tras el desastre en Corea, las críticas

El secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler, calificó de "decepcionante" la actuación de la selección española en los Mundiales de Daegu y aseguró que el atletismo nacional "requiere un cambio estructural".

Recién llegado de la ciudad surcoreana, Soler manifestó que "está claro que el atletismo no atraviesa un buen momento, excepto valores como Natalia Rodríguez y Manuel Olmedo y alguna justificación individual", indicó. "No ha sido lo que esperábamos. Hay síntomas de agotamiento y de cara al futuro hay que ver y analizar todo", comentó el secretario de Estado, que durante estos días compartió mucho tiempo con José María Odriozola, presidente de la Federación Española (RFEA), al que hizo partícipe de esta impresión y que incluso "es algo que también comparte".

Sin embargo, todo apunta a que los cambios no se harán a corto plazo. "No es el momento de lanzar una bomba atómica. Sería una irresponsabilidad hacerlo antes de los Juegos de Londres 2012, el gran objetivo para el próximo año por encima de los Europeos de Helsinki. Algunos no han llegado bien al Mundial porque no lo han priorizado. Quien no tenga claro que el objetivo es Londres, se equivoca", explicó. Soler se refirió a que muchos de los mejores atletas españoles están en la edad para terminar su etapa en la élite y consideró que "el último responsable" es el propio deportista. "No es la hora de señalar culpables, sino de asumir responsabilidades", comentó el secretario de Estado para el Deporte, que ve un futuro poco alentador porque "el atletismo mundial está cambiando" por la gran cantidad de africanos que compiten a gran nivel en el fondo y el mediofondo, así como en la velocidad, "con las excepciones que confirman la regla", como el francés Lemaitre.

En la misma línea se expresó el ex capitán de la selección española, y aún plusmarquista nacional de lanzamiento de peso, Manuel Martínez, quien señaló que los resultados obtenidos en Daegu "reflejan la situación actual de atletismo español". En este sentido, el leonés recordó que en los dos últimos años se ha recortado un 15 por ciento las becas, "por lo que no se puede exigir una dedicación exclusiva cuando el poder adquisitivo de los deportistas ha bajado a la situación de comienzos de los años noventa", cuando él empezaba a competir a nivel internacional. Así, el ex atleta vaticina que los resultados que se puedan obtener en Londres 2012 "no serán muy diferentes a los de Corea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios