unión deportiva los barrios | balompédica lebrijana

Un buen día para levantarse

  • La Unión vuelve al San Rafael para afrontar la recta final de su pelea por la salvación

  • Ríos carece de Copi y Pirulo, sus dos hombres-gol, pero recupera a Dani Hedrera en la zaga

El gualdiverde Dani Hedrera, hoy alta en el equipo, golpea el balón en un entrenamiento. El gualdiverde Dani Hedrera, hoy alta en el equipo, golpea el balón en un entrenamiento.

El gualdiverde Dani Hedrera, hoy alta en el equipo, golpea el balón en un entrenamiento. / jorge del águila

La Unión Deportiva Los Barrios vuelve esta tarde (18:30) al San Rafael, donde pretende restañar las heridas de su derrota en el derbi comarcal y regresar a la senda de los resultados positivos en la que se condujo durante doce jornadas. Los gualdiverdes reciben al mejor viajero del grupo X, una Balompédica Lebrijana que aún pretende asaltar las cuatro primeras posiciones, pero que ha sido incapaz de sumar un solo punto en sus tres visitas precedentes al coliseo barreño.

Para hacer frente al conjunto de Lebrija, Carlos Ríos carece de sus dos hombres-gol, Pirulo y Copi, ambos sancionados. Por el contrario vuelve al eje de la zaga Dani Hedrera, tras cumplir su castigo.

La Unión retoma hoy su pelea por evitar el descenso. Los barreños saltarán al césped del San Rafael conociendo los marcadores de parte de sus más directos rivales (Alcalá y Castilleja) pero sabedores de que más que lo inmediato, lo trascendente, es seguir sumando para estar fuera de los tres puestos que condenan al descenso cuando llegue la jornada 38. Y si es posible alguna plaza más, mejor. Por si se producen descensos en cascada, que tal y como está en la Segunda B nunca se sabe.

Todo indica que Dani Hedrera regresa al eje de la retaguardia, pero la gran incógnita es cómo va a resolver el míster la ausencia de sus dos goleadores, ya que la plantilla no parece tener repuestos específicos para Pirulo y Copi. En principio, por el trabajo realizado durante la semana, se puede deducir que los barreños tratarán de jugar sin 'nueve', aunque está por ver qué conejo saca el preparador de su chistera.

"La derrota en Algeciras no nos puede afectar en nada, porque éramos conscientes de que después de doce jornadas sin perder, podía llegar en cualquier momento, así que lo que nos preocupa es el futuro, intentar ganar este partido", sentencia el preparador barreño, Carlos Ríos.

Ríos subraya que la condición de mejor viajero del rival "quiere decir algo". "Nos vamos a enfrentar a un equipo rocoso, fuerte en defensa, que cuenta con Chico Díaz que está haciendo muchos goles... claro que es un enemigo difícil".

El entrenador de los barreños insiste en que "a estas alturas no es determinante estar fuera o dentro de los puestos de descenso si estamos hablando de diferencias de un punto" y sonríe cuando se le recuerda que el técnico de los lebrijanos, Joaquín Hidalgo, deslizó en sus declaraciones que la Unión había experimentado un bajón en su rendimiento en las últimas jornadas.

"Hablar de bajón en un equipo que ha estado doce partidos sin perder porque haya perdido uno... otra cosa es que fuese una trayectoria de cuatro o cinco jornadas", defiende. "Yo sé que en las jornadas que restan vamos a seguir siendo competitivos, con independencia de los resultados que esos sí que no se pueden saber a priori", sentencia el técnico gualdiverde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios