baloncesto fase de clasificación de la liga eba

Udea se desconecta de la Liga

  • El equipo algecireño completa su peor partido y enlaza, ante un rival directo, su cuarta derrota consecutiva

  • Los de Malla complican y mucho su clasificación para la final a cuatro

Austin Mofunanya, el mejor anotador de Udea, se alza para coger un rebote, ayer. Austin Mofunanya, el mejor anotador de Udea, se alza para coger un rebote, ayer.

Austin Mofunanya, el mejor anotador de Udea, se alza para coger un rebote, ayer. / jorge del águila

Icom Udea se ha desconectado de la Liga. El equipo algecireño encajó ayer la cuarta derrota consecutiva, que esta vez no tiene ningún tipo de excusa. Ni arbitrales ni de juego. Ninguna. Los de casa cuajaron posiblemente el peor partido desde que comenzó la competición -e incluso de la pretemporada- y vinieron a hacerlo en un momento especialmente inoportuno, porque no solo entregaron el básquet averaje a su rival -y ojo que eso puede pesar dentro de tres semanas- sino que se colocan con una derrota menos que tres de sus enemigos -que hoy pueden ser cuatro- en la pelea por alcanzar uno de los billetes para las finales a cuatro de la Liga EBA.

La escuadra que comanda Javier Malla solo se sostuvo en el partido durante los diez primeros minutos, en los que terminó por delante (27-14). Aun así se veía que Icom Udea no estaba cómodo, no defendía como en él era santo y seña cuando acumulaba victorias y concedía triples al bloque de Francis Tomé con excesiva facilidad. Hasta once firmó el conjunto de la Costa del Sol.

A partir del segundo cuarto se produjo la debacle. El 7-13 del segundo periodo fue un aviso, pero el 11-31 del tercer cuarto ya dejó el duelo visto para sentencia. De aquel equipo que se paseó por la primera fase no quedaba nada. Hasta el punto de que muchos de los seguidores que habían acudido a presenciar el encuentro comenzaron a abandonar el pabellón Juan Carlos Mateo.

El resto de la noche fue un sufrimiento para los udeístas y un disfrute para Marbella, que fue capaz de anular el nivel físico de los de casa.

El resultado no supone, ni mucho menos, el final del trayecto de Udea. Aún quedan enfrentamientos directos en los que el equipo puede remontar el vuelo. La prueba de fuego llega el próximo sábado. El conjunto algecireño visitará nada menos que al líder Cazorla, que ha sido prácticamente inexpugnable en su cancha durante todo el curso. De ese resultado puede depender toda la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios