Sobran los motivos

  • Algeciras y Balona se citan en un Clásico con mucho en juego más allá de lo sentimental Una plaza en la Copa y complicarle la salvación al eterno rival, objetivos balonos Los albirrojos lucharán por sellar de una vez la permanencia y devolverle el golpe de la ida

Comentarios 8

Siempre sobran motivos para darlo todo cuando se trata de derrotar al eterno rival pero Algeciras Club de Fútbol y Real Balompédica Linense se enfrentan el próximo domingo (18:00 horas) con mucho más en juego que alzarse triunfador de una nueva edición del Clásico del Campo de Gibraltar, de una batalla futbolística histórica. La permanencia, el sueño de la liguilla, la Copa, endulzar los últimos sinsabores, alegrar a sus aficiones, entristecer a la contraria... Hay mucho en juego.

El Algeciras Club de Fútbol, desde luego, se juega mucho y mucho más allá de lo sentimental el próximo domingo. El equipo algecirista necesita urgentemente un triunfo con el que sellar virtualmente una permanencia que se está resistiendo más de lo esperado por culpa de una pésima racha de resultados que ha puesto muy nervioso al algecirismo.

El conjunto que deportivamente dirige Manolo Sanlúcar lleva siete semanas consecutivas sin conocer el triunfo y, en ellas, sólo ha sido capaz de sumar dos empates (en Albacete y en casa ante el Almería B). Estos datos han dilapidado un colchón de puntos con respecto al peligro hasta el punto de estar a seis del descenso y a uno menos de la fase de permanencia.

El agotamiento físico de algunos jugadores, el exceso de confianza, el decaimiento mental, errores técnicos... cada cual busca una o varias explicaciones de una racha sin precedentes en la, por otro lado, fructífera Era Sanlúcar. Lo cierto es que, también por primera vez, la situación deportiva ha provocado cierto distanciamiento entre la afición y la plantilla, que iban de la mano en los éxitos . Ahora los segundos piden un acto de fe a sus fieles, mientras que estos reclaman que sus guerreros vuelvan a ser lo que eran.

Todas estas sensaciones negativas puede revertirla el Algeciras con un triunfo y no hay victoria más terapéutica que la que se consigue a costa del mayor enemino deportivo, que además venció en el encuentro de la primera vuelta y al que puede infringirle una derrota importante para sus aspiraciones,

La Real Balompédica Linense quedó bastante dañada después de su derrota del domingo ante el Cádiz, un resultado que, salvo milagro, le aparta de la pelea por la cuarta posición. Pero los de Rafa Escobar no han enterrado aún aún la temporada, ni mucho menos. El objetivo del equipo fue siempre ir partido a partido y aunque es cierto que se ha descabalgado de la pelea por la liguilla antes que en las tres temporadas precedentes (la primera, en Tercera) no es menos cierto que está al alcance un premio, el de la Copa del Rey, que resulta muy atractivo para la entidad, pero también para gran parte de los jugadores, que saben que continuarán en esa caseta.

Es cierto que la Balona tiene muy complicado acceder a la quinta plaza (cinco puntos y ahora mismo siete goles en el golaveraje general le separan ahora del Guadalajara) y aunque la ventaja que tiene sobre un Granada B es de cuatro puntos y los nazaríes vienen apretando no suponen una amenaza real, ya que el filial n puede jugar el torneo del KO. Los balonos también aventajan en cuatro puntos al Lucena, pero tienen la ventaja de que los aracelitanos tienen aún que pasar por el Municipal y además han comenzado a desprenderse incluso de alguno de sus jugadores.

Los linenses, que acumulan una vuelta completa sin perder como visitantes, le deben, además, una satisfacción puede que no a su hinchada, así en término genérico, sino a los que han sido más fieles durante la presente andadura.

Por último está el apartado económico. La directiva necesita que los tres encuentros que aún deben disputarse en el Municipal resulten atractivos para los aficionados y para eso es preciso que el equipo se mantenga con opciones reales de jugar la próxima edición de la Copa, pero, por encima de todo, que llegue después de haberle complicado la permanencia al eterno rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios