algeciras club de fútbol

Salas, con la cabeza amueblada

  • El defensa del Algeciras, que saborea su primer gol como albirrojo, minimiza el bache pasado y ve al equipo arriba a final de Liga

  • El cordobés pide sitio en el once de Asián sin alzar la voz

Salas celebra su gol del domingo, abrazado por Chico Díaz. Salas celebra su gol del domingo, abrazado por Chico Díaz.

Salas celebra su gol del domingo, abrazado por Chico Díaz. / jorge del águila

Andrés Salas ya sabe lo que es marcar con el Algeciras. Su gol cayó como agua bendita sobre el Nuevo Mirador el pasado domingo ante el Guadalcacín porque desatascó el partido y porque cambió el rostro a todo el equipo. El defensa cordobés habló claro tras la victoria: entiende a la afición y acepta sus críticas, pero también pide tranquilidad tras el bache ya superado y asegura que los albirrojos pelearán por estar arriba a final de Liga.

Con la templanza del veterano, el cordobés Salas normalizó la situación e hizo un llamamiento colectivo a la calma: "He vivido mucho en el fútbol ya, llevo unos cuantos años y soy sordo dentro del campo para lo bueno y para lo malo", interviene. "La gente paga, es aficionada, tiene sentimientos y veo normal que cuando vea la cosa regular critique y cuando esté bien aplauda", continúa.

"Me cruzo gente por la calle, gente que no conozco, y me dice que tenemos que apretar y te lo dice a la cara con tranquilidad, y le doy la razón porque cuando los resultados no van, el primero que está mal es uno mismo", relata.

El central disputó su sexto encuentro de la temporada, el segundo consecutivo tras la lesión de Pablo de Castro. Curiosamente Salas no conoce la derrota como algecirista y con él el equipo de Asián suma cinco triunfos y un empate. "A ver si metiendo un gol sigo en el once", desliza al tiempo que deja ver una sonrisa.

"Lo importante es que el gol era el 1-0", retoma: "Que abrimos la lata y que fue un centro exquisito... como para no meterlo", admite Salas, con palabras de elogio hacia Pablo Ganet por botar el córner.

"El tanto me ha venido como anillo al dedo. Voy a ser padre, lo he podido dedicar y me ha venido bien", confiesa.

El zaguero, que la pasada campaña defendió la camiseta del Atlético Espeleño y después de la UD Los Barrios, minimiza el bache de cuatro jornadas sin ganar, ya olvidado: "Siempre se pasan rachas, el que está en el fútbol lo sabe", afirma. "Somos un equipo grande, que vamos a estar primeros; aquí todo el mundo aprieta, no veo equipo malo, pero el más malo te puede hacer daño. Somos el Madrid de la categoría, hay que tener sangre fría y ser una piña, no hay que ponerse nervioso. Nosostros estábamos tranquilos porque sabíamos que las cosas iban a salir", reflexiona.

Salas entiende que con el gol el Algeciras se creció: "Pero antes intentamos hacer cosas, lo que pasa que el rival también juega", resalta: "En la segunda parte se abrió el campo y se vio la calidad del equipo".

"Creo que somos muy alarmistas a veces, yo veo un buen equipo", expresa el defensa: "Ahora vamos a Lepe, que es complicado. Es un rival dolido que está hecho para meterse en liguilla", avisa. "Los que salgan, tienen que hacerlo a hincar el diente. Personalmente creo que vamos a ganar", augura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios