fútbol lTercera división

Kikín llama a la puerta del Sanro

  • El canterano, de 16 años, irrumpe con fuerza en los entrenamientos del primer conjunto rojillo y agrada al cuerpo técnico de Pajares · "El objetivo es aprender mucho y poder debutar algún día", confiesa

Comentarios 6

Un joven llamado Francisco Heredia Martín ha irrumpido con fuerza en los entrenamientos del Club Deportivo San Roque. Kikín, como le conocen sus amigos, ha sido llamado a filas por el entrenador rojillo, José María Pajares, y ha causado una grata impresión en el cuerpo técnico. A sus 16 años el sanroqueño disfruta de la oportunidad de compartir trabajo con el primer equipo y sueña con debutar algún día en Tercera división con los Iván Peña, Jaime, Luis...

"Para mí es lo máximo, estar con el equipo de mi pueblo es una oportunidad única", confesó ayer el futbolista sanroqueño, poco antes de realizar su segundo entrenamiento con los mayores.

Kikín es un prometedor centrocampista que afronta su primer año como juvenil y que acaba de regresar a casa tras militar en el Atlético Zabal. "Yo empecé a jugar aquí de niño siendo prebenjamín-relató-. Luego estuve un año en el Taraguilla como infantil y la pasada temporada jugué en el equipo cadete autonómico del Zabal", señaló.

El pasado verano Kikín decidió volver a casa para unirse al juvenil sanroqueño que competirá en la Preferente gaditana. "Al pasar a juvenil decidí estar aquí, con los míos, además este año está el aliciente de que el primer equipo juega en Tercera división y el entrenador quiere tenernos cerca y seguirnos durante toda la temporada", explicó.

En efecto, Pajares ya avisó en pretemporada que convocaría cada semana a un par de juveniles para que se ejerciten con la primera plantilla. El técnico pretende examinar a los juveniles y tener a más de uno preparado para debutar si llega el caso. El defensa Miguel Palmero, por ejemplo, ya fue convocado en el primer partido en casa, ante el Pozoblanco y es un fijo en los entrenamientos.

Kikín recibió la llamada el pasado miércoles en el partidillo. "Me recibieron muy bien y me animaron a seguir así", apuntó. "Voy a aprender mucho al lado de jugadores con tanta experiencia. La verdad es que no me esperaba que me fueran a llamar", reconoció.

El sanroqueño, que no cumplirá 17 años hasta el próximo junio, es un jugador de centro del campo, de corte más bien defensivo, aunque los técnicos que le conocen aseguran que puede abarcar mucho terreno. Algo así como un todocampista del corte de Cristian Morente.

Por lo pronto, Pajares ya lo tiene fichado. La cantera llama a las puertas del conjunto rojillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios