real balompédica linense

El Granada B tiene más hambre

  • El rival de la Balona, ya salvado, se fija como objetivo la quinta plaza para lograr la mejor clasificación de su historia

  • Es un filial atípico, marca pocos goles y recibe todavía menos

Formación inicial del Granada B en el partido de la primera vuelta en el Municipal. Formación inicial del Granada B en el partido de la primera vuelta en el Municipal.

Formación inicial del Granada B en el partido de la primera vuelta en el Municipal. / erasmo fenoy

El Granada B, que el mañana sábado (16:30) recibirá la visita de la Real Balompédica Linense, afronta el partido con los albinegros una semana después de haber festejado en los vestuarios del Artés Carrasco de Lorca (Murcia) la permanencia. El triunfo logrado en ese escenario sobre el colista elevó su cuenta de puntos a 47. A siete de la cuarta plaza que da derecho a jugar la fase de ascenso y sin opciones de disputar la Copa del Rey por su condición de filial, los nazaríes han fijado un objetivo que les mantenga motivados hasta que finalice la competición: pretenden acabar en la quinta plaza, lo que constituiría la mejor clasificación de la historia de los franjirrojos, que no hace tanto eran poco menos que una selección internacional.

Los números del Granada B no se corresponden, en muchos apartados, a los de un filial al uso, del que se presume un fútbol desenfadado y con riesgos. Basta un ejemplo, es el decimosexto peor goleador del grupo IV, con apenas 33 dianas (1,1 por jornada) pero el cuarto que mejor defiende, ya que solo ha recibido 28 goles (0,85 por partido).

Desde que comenzó la presente andadura solo la Balona y el Marbella, y ambos ejerciendo como rivales, han conseguido batirle en tres ocasiones, si bien a los de Julio Cobos apenas le sirvió para firmar un empate.

En su campo de la cuidada Ciudad Deportiva, los rojiblancos apenas han ganado siete de los dieciséis partidos que han disputado. Sin ir más lejos, no vencen ante su parroquia -muy exigua por otro lado- desde que doblegaron al Extremadura (1-0) el pasado 18 de febrero. Después de eso han puntuado como visitantes Jumilla (1-1), Real Murcia (1-2) y Betis Deportivo (0-0).

Al contrario de lo que sucedía en temporadas precedentes, el Granada B no cuenta en sus filas ni con internacionales de otras nacionalidades ni con jugadores que hayan debutado con la primera plantilla. El más destacado, Pablo Vázquez, se marchó al Alcorcón de Segunda división, en el mercado de invierno.

Eso no impide que a lo largo de la semana nada menos que ocho futbolistas se hayan ejercitado con regularidad con el primer equipo. Son Isi, Héctor, Eliseo Falcón, Nacho, Pablo González, Juancho (que ha llegado a estar en alguna convocatoria de la Liga 1|2|3), José Antonio y los dos guardametas, Aaron y Lejárraga.

El equipo de Segunda B del Granada está entrenado ahora por Rafa Morales, que comenzó la temporada en el juvenil de la División de Honor, al que dejó a falta de tres jornadas para el término de la competición y que ha establecido un nuevo récord de puntuación en la historia de la entidad.

Morales dio el salto al primer filial a mediados del pasado mes de marzo, cuando Pedro Morilla, que había comenzado la temporada en el equipo de la división de bronce y que visitó La Línea con él, se promocionó al de Segunda división al ser destituido el valenciano José Luis Oltra, que por cierto dejó el banquillo cuando su escuadra estaba en puestos de promoción.

El rival balono afronta el encuentro de mañana con la baja del banda Juancho, que el pasado sábado en Lorca vio dos amarillas en apenas un minuto... mientras su sustituto solicitaba, sin que el árbitro se percatase, permiso para relevarle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios