España, en pos del oro soñado

  • Natalia Rodríguez, la gran esperanza nacional en el campeonato, afronta hoy la final de 1.500 con el mejor tiempo de todas las participantes · Olmedo, Ruiz e Higuero buscan la clasificación para la final masculina

La suya es una historia de cuentas pendientes. Descalificada hace dos años en el Mundial de Berlín después de cruzar primera la meta, Natalia Rodríguez tiene hoy la oportunidad de resarcirse.

La mediofondista tiene fiebre del oro, un oro que en 2009 le arrebataron de las manos después de una imponente última recta. La española cruzó la meta primera, pero el estadio no honró a la heroína. La abucheó. En la última curva, había empujado a la etíope Gelete Burka buscando un hueco en la curva y los jueces decidieron descalificarla. Rodríguez ni siquiera celebró su triunfo. No dio la vuelta al estadio. Abrumada por los silbidos, al borde del llanto, sólo acertó a acercarse a Burka para consolarla. "Todo eso es pasado", insiste la atleta, de 32 años .

Burka no estará en la final. Su principal rival será la actual campeona del mundo, la bahreiní de origen etíope Maryam Yusuf Jamal, la mujer que llegó segunda en Alemania, la que mejor impresión dio en las rondas previas junto a Natalia Rodríguez y la atleta que cuenta con el mejor tiempo del año (4.00,33). También presentan mejor marca que Natalia Rodríguez Gezahegne, que ha hecho récord personal este año (4.00,97) y la marroquí Btissam Lakhouad (4.01,09), pero a la hora del combate por las medallas hay un factor más importante, la capacidad competitiva. La española, sin embargo, tiene el mejor registro de las series previa de este Mundial.

Pero para Rodríguez, el peor enemigo es la ansiedad. Dotada de una apariencia zen, sufre los nervios en soledad. Sabe que está para medalla y tiene claro el color. "Tengo el oro en la cabeza", asegura la mediofondista. Sexta en la final de los Juegos de Pekín, apenas nueve meses después de ser madre de una niña, llegó a Berlín en la mejor forma de su vida. La plata en el Mundial indoor de 2010 o el bronce en el Europeo de Barcelona no compensaron la decepción. Hoy es el momento de saldar cuentas.

Por otra parte, el sevillano Manuel Olmedo, Diego Ruiz y Juan Carlos Higuero buscarán el pase a la final del 1.500 masculino, en unas semifinales en las que los dos primeros no deberían tener problemas y en la que el burgalés deberá mejorar, tras pasar de ronda por tiempos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios