El Athletic se gana los cuartos en los penaltis

El Athletic de Bilbao logró el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey tras imponerse en la tanda de penaltis, donde de nuevo la suerte fue esquiva con el Espanyol, y en especial con Marc Torrejón que, como en la final de Glasgow, erró el lanzamiento decisivo.

Al Athletic, que salió a verlas venir, no le quedó otro remedio que buscar el tanto del empate para igualar al menos el 1-1 del partido de ida. El conjunto vasco hizo gala de su fútbol primitivo y directo con Llorente intentando bajar, o en su defecto, prolongar los pases bombeados de sus compañeros.

El Athletic presionaba a ráfagas, pero se vio favorecido por la rigurosa expulsión de Luis García por una presunta agresión a Tiko. A pesar de jugar con diez, el Espanyol no se arrugó y en los últimos cinco minutos de la primera mitad Valdo rondó el segundo.

El Espanyol, con un hombre menos, trató de defender su ventaja y sólo creó peligro en algunas acciones a la contra. No sacó mucho provecho de su superioridad numérica la escuadra vasca y a Caparrós no le quedó más remedio que gastar su último cartucho ofensivo dando la alternativa al joven Aitor Ramos.

Surgió efecto el cambio, pues el Athletic comenzó a disponer de algunas oportunidades. Lafuente se tuvo que multiplicar en cuestión de minutos primero para detener un remate envenenado al primer palo de Del Horno y luego para despejar un cabezazo de Aitor Ramos. No obstante, la oportunidad más clara fue un remate al palo de Amorebieta.

Parecía que el Espanyol tenía controlado el encuentro, pero en una acción de estrategia llegó el empate. Lafuente salvó el gol tras un remate de Llorente, pero el rechace le llegó franco a Iraola que no perdonó en el área pequeña.

Al final, todo se decidió en los penaltis y allí estuvo más acertado el Athletic. Torrejón, como en la final de la pasada Copa de la UEFA, falló el penalti decisivo y dio el pase a los vascos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios