cómics

Comiendo espinacas, mis puños machacan...

  • 'Popeye el marino' es una obra creada por Elzie Crisler Segar, que apareció por primera vez en la tira cómica 'Timble Theater' del periódico estadounidense 'The New York Evening Journal'

Los personajes principales de 'Popeye el marino'. Los personajes principales de 'Popeye el marino'.

Los personajes principales de 'Popeye el marino'.

La eclosión del cómic como medio joven, atrevido y para toda la familia tiene, en el primer tercio del siglo XX, ejemplos como la serie Thimble Theater, creada por Elzie Crisler Segar en 1919, y publicada en el periódico The New York Evening Journal. La trama narraba las peripecias de Ham Gravy, su novia Olive Oyl y su cuñado Castor Oyl.

El cómic Thimble Theater es un teatrillo coral, similar a las películas cómicas del cine mudo, donde destacan los antes citados Olive Oyl y su novio Ham Gravy, y su hermano Castor Oyl, además de los padres de Olive y Castor: Nana y Cole. La popularidad de la serie se dispara diez años más tarde, cuando, en 1929, los personajes se encuentran con Popeye, un marinero tuerto que muy pronto se adueña del corazón de los lectores.

Ham Gravy y Castor Oyl desaparecen de la serie, que se llena de nuevos secundarios. Por ejemplo: la Bruja del Mar; Swee´pea (Cocoliso en España); el devorador de hamburguesas, J. Wellington Wimpy (Pilón en España); Eugene el Jeep, animal fantástico que pronostica el futuro, gracias al cual Popeye encuentra a su padre, una versión salvaje de sí mismo.

Segar siempre anunció la serie como Thimble Theater, pero muchos periódicos cambiaron por su cuenta la cabecera a Popeye the Sailor Man (Popeye el marino) puesto que los otros personajes, excepto Olive, habían ido desapareciendo, barridos por la arrolladora personalidad del marinero.

En los años treinta, mucho antes de que llegara el personaje a la televisión, el compositor Sammy Lerner vio un corto emitido junto a una película de Betty Boop, donde aparecía por primera vez Popeye. El marino lo inspiró a componer el tema musical que, desde entonces, acompaña a Popeye, cuya versión en español dice: "Popeye el marino soy, marino de profesión. Comiendo espinacas, mis puños machacan... Popeye el marino soy".

Popeye pasa de antihéroe a enfrentarse a opresores procedentes de entornos sociales próximos, o de ambientes fantásticos donde Segar no olvida hacer crítica de la Depresión, y son frecuentes los encuentros con magnates que llegan a ese estatus por mangantes.

En cierta ocasión, Popeye instaura un reino propio. La tira donde Popeye accede a los deseos de su pueblo de instaurar una república es toda una lección política: Popeye cambia su corona por un sombrero de copa que recuerda a los de Roosevelt. Y todo sigue igual que antes.

El origen de su fuerza no procede al principio de las espinacas, sino de los poderes obtenidos tras frotar una gallina mágica. Las espinacas se introdujeron a causa de un estudio que, debido a un error de imprenta, aseguraba que tenían alto contenido en hierro, cuando realmente son ricas en vitaminas A y E, yodo y antioxidantes. Este error del que fue víctima el historietista Segar, motivó que aumentara considerablemente el consumo de espinacas.

Una leyenda urbana dice que la espinaca consumida por Popeye es una droga. Realmente no es así, pero esta confusión se produjo porque, en los años treinta, la palabra "espinaca" era un sobrenombre de la marihuana.

Segar murió de leucemia en 1938, y la obra fue continuada por Bud Sagendorf, yerno y ayudante de Segar, centrando la serie en continuos enfrentamientos entre el marinero y Bluto, quien solamente aparece en época de Segar durante tres semanas.

El aspecto que le dio Sagendorf se popularizó por los dibujos animados, de tal manera que resulta difícil convencer a casi nadie de que estamos ante una obra maestra del cómic.

Robert Altman dirigió Popeye (1980), musical protagonizado por Robin Williams en el papel de Popeye, Paul Smith en el papel de Bluto y Shelley Duvall en el papel de Olive. La película fue una producción de Paramount y Disney. Fue la primera película protagonizada por Williams.

El éxito de Popeye lo convirtió en un icono que todavía hoy goza de gran cantidad de merchandising: juguetes, disfraces, discos, huchas, chicles, recortables, libros, camisetas, gorras... Pero la magia de sus aventuras está en las viñetas de los periódicos.

La influencia de Popeye es brutal en Estados Unidos, popularizando palabras como jeep (coche todo-terreno del Ejército). Incluso una de las cadenas de hamburguesas más famosas de los USA se llama Wimpy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios