La Guardia Civil vigila para evitar el paso ilegal de borregos

  • La gran presencia de viajeros marroquíes colapsa el paso de la frontera con el país vecino

La Guardia Civil de Ceuta ha incrementado la vigilancia en la frontera con Marruecos para evitar la introducción ilegal de borregos con motivo de la tradicional Fiesta del Sacrificio de la comunidad musulmana.

Según informaron fuentes policiales, el dispositivo de control se ha activado como consecuencia de la conmemoración el 21 de diciembre de esta tradicional fiesta que provoca la introducción ilegal en Ceuta de numerosos corderos.

Los corderos son adquiridos en Marruecos a un coste muy inferior al establecido en Ceuta, por lo que muchas personas intentan introducir estos animales, pese a la prohibición existente por una normativa europea.

La Ciudad Autónoma ha garantizado que habrá corderos suficientes para atender la demanda, teniendo en cuenta que en esa jornada está previsto que se sacrifique unos 6.000 animales por parte del colectivo musulmán.

Los corderos han sido traídos hasta la ciudad ceutí desde diferentes puntos de la península, por lo que no habrá problemas de abastecimiento.

Mientras tanto, la gran afluencia de pasajeros que registró la línea marítima entre Algeciras y Ceuta en detrimento de la de Tánger, provocó el colapso de la frontera del Tarajal, que ayer padeció la aglomeración de personas que se desplazan hasta Marruecos por estas fechas, aunque la jornada a la postre se desarrolló sin que se produjeran incidentes importantes. La Policía reforzó los efectivos en el lugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios