El 'capital' de escaños del año 2000 se agota

  • Andalucía aporta el mayor número de diputados del PSOE.

Hasta en las provincias andaluzas menos pobladas o más proclives al PP, un candidato socialista que ocupase el puesto número tres en la lista al Congreso podía respirar tranquilo. No digamos ya en Sevilla, donde el PSOE mantiene ocho de los 12 sillones de esta circunscripción. Esto va a cambiar radicalmente en estas elecciones generales. "Si me proponen de número cinco, diría que no; porque sé que es para no quitarme de la lista, pero para no dejarme salir", aseguró un diputado andaluz a este medio. El Partido Socialista obtuvo en Andalucía dos excelentes resultados en las generales del año 2000 y de 2004, hasta el punto de que estas últimas fueron casi una buena resaca de la primera. Sólo perdieron dos escaños de los 36 que obtuvieron en el 2000, el año en que Rodríguez Zapatero ganó, sorpresivamente, las elecciones. En el 2004, la cifra bajó hasta 34 al perder un diputado por Málaga y otro por Cádiz, pero aquello se vivió como un efecto casi previsto porque los resultados anteriores fueron espectaculares. Ahora todo cambiará si se confirman las encuestas que no sólo dan un mal resultado al PSOE a nivel nacional, sino también en Andalucía.

Ahora, la región es la comunidad autónoma que más diputados aporta al grupo parlamentario socialista en el Congreso: 34 de un total de 169. La siguiente, que es Cataluña, da 25. Si se confirmase en el 20-N la tendencia de las pasadas elecciones municipales, que fueron una gran prueba para las generales debido a que el PP supo centrar la campaña en un examen al Gobierno, en muchos provincias andaluzas cambiarían los números. En Córdoba, por ejemplo, de cuatro diputados socialistas y dos populares se podría pasar a cuatro populares y dos socialistas. Hay que considerar que el PSOE ganó en 2004 al PP en todas las provincias andaluzas, incluida Almería, y que además se produjo un total hundimiento de IU, que no consiguió ni el escaño tradicional de Córdoba.

Los cálculos que comienzan a hacer los socialistas es que 120 diputados sería un buen resultado para Alfredo Pérez Rubalcaba. O que Mariano Rajoy no lograse la mayoría absoluta. Por debajo de esa cifra, el candidato socialista tendría problemas para mantener su posición en el grupo en los próximos cuatro años.

Joaquín Almunia, que cosechó uno de los peores resultados del PSOE a lo largo de su reciente historia, ganó 125 diputados, aunque Aznar pudo gobernar con mayoría absoluta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios