La Junta reabre el expediente de desamparo del bebé de El Cerezo

  • La pequeña es sometida a estudios clínicos y de situación sociofamiliar · La niña continuará ingresada en el hospital, aunque evoluciona bien y no sufre lesiones.

Comentarios 4

La niña de 15 meses que sobrevivió el pasado sábado a una caída desde un cuarto piso continuará hospitalizada en el Virgen del Rocío, donde será sometida a nuevos estudios clínicos sobre su salud y situación sociofamiliar. Los médicos que atienden a esta pequeña han constatado que no sufre ninguna secuela, ni lesiones internas ni traumatismos, pese a la altura de la caída que sufrió desde su vivienda, en la calle Playa de Chipiona de El Cerezo.

El bebé, que hasta ayer permaneció en Observación, ya se encuentra en planta y los médicos prefieren continuar con los estudios clínicos para comprobar que su evolución continúa favorable. La niña se encuentra bien y está consciente, explican fuentes del centro hospitalario.

El futuro de esta pequeña y su madre, una menor de 16 años, dependerá en gran medida de lo que decida el Juzgado y la Fiscalía. Ante los antecedentes familiares, la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social ha reabierto el expediente de desamparo que se inició en 2009 a esta familia y que quedó paralizado a finales de 2010 por una resolución judicial.

La consejera Micaela Navarro explicó ayer que, tras los hechos, la Junta de Andalucía está "recopilando de nuevo toda la información para dirigirla a la Fiscalía o al juzgado" sobre la familia y las circunstancias en las que se produjo la caída de la pequeña. Estas son ahora las instancias competentes para decidir las medidas a adoptar. En declaraciones recogidas por Efe, Micaela Navarro recordó el procedimiento de desamparo cautelar que se inició a principios de 2009 sobre las tres menores de la misma familia, una de las cuales es la madre del bebé que sufrió la caída desde su casa el pasado sábado. En este proceso administrativo, el área de Protección de Menores ratificó el desamparo de una de las hermanas y procedió a retirarla del entorno familiar. Esta niña ingresó en un centro de acogida de la Junta de Andalucía, donde permaneció alrededor de 16 meses. Durante ese tiempo una de sus hermanas, que entonces tenía 14 años, quedó embarazada. Al nacer, los trabajadores sociales activaron un cuarto expediente de desamparo para tratar de proteger a este bebé ante los presuntos malos tratos que se habían vivido en el seno familiar. Los cuatro expedientes de desamparo quedaron paralizados a finales de 2010 ante una resolución judicial que dio la razón a la abuela del bebé y madre de las tres hermanas. Con ello, el juzgado instó a la Junta de Andalucía a restituir la custodia de las tres menores a esta mujer, natural de Bolivia.

Durante todo el proceso que inició la Delegación Provincial para la Igualdad y Bienestar Social, la abuela del bebé mostró su rechazo profundo a perder la custodia de la madre de esta niña y de sus otras dos hermanas, también menores, entonces. Ante esta situación esta mujer presentó una querella contra la Delegación para la Igualdad y Bienestar Social, que fue admitida en el juzgado. En su denuncia, la abuela acusó a la Junta de "falsedad documental" y "tortura psicológica", entre otros delitos, por tratar de retirarle la custodia.

Ahora y tras la caída del bebé, la consejera Micaela Navarro, recordó ayer que "cuando hay una sentencia judicial que paraliza el proceso, evidentemente hay que acatarla, pero desgraciadamente se ha visto pocos meses después que se ha producido un nuevo hecho lamentable relacionado con esta familia, y evidentemente la consejería lo va a poner en conocimiento de la Fiscalía para que actúe en consecuencia". En estos momentos, los médicos que atienden a la niña permanecen en estrecha colaboración con las instancias judiciales encargadas de investigar la posible situación de desprotección del bebé y de su madre, que tiene 16 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios