Gómez entrará en el consejo de la Gerencia pese a sus multas y litigios

  • El líder de Unión Cordobesa considera que "no tiene mayor importancia" que forme parte del órgano urbanístico. El Ayuntamiento subastará a finales de este mes cuatro propiedades del empresario.

Comentarios 35

El líder de Unión Cordobesa (UCOR), Rafael Gómez, se convirtió ayer en protagonista del pleno municipal a pesar de que no intervino en toda la sesión. No le hizo falta hablar, porque uno de los puntos del día -incluidos en el apartado de toma de conocimiento- era su nombramiento como miembro del Consejo Rector de la Gerencia de Urbanismo, sustituyendo así a su compañero Juan Miguel Alburquerque, que queda como suplente. Podría ser una designación más si no fuera porque el edil en cuestión debe 24 millones de euros de multa por una construcción ilegal (las famosas naves de Colecor) y tiene una serie de litigios pendientes con la Gerencia por sus supuestas irregularidades urbanísticas.

Hay que recordar, además, que fue una comisión municipal de investigación de Urbanismo -convocada especialmente para evaluar las construcciones de Gómez y que se desarrolló durante 2006- la que desveló que Arenal 2000 había edificado unos 400 chalés sin permiso en el segundo sector de la Carrera del Caballo. Se construyeron sin licencia de obra, ya que aún no se había culminado la regularización del planeamiento de la zona. De esta comisión salieron los múltiples litigios que Gómez tiene pendiente con el Consistorio, demás de una deuda que alcanza los 30 millones de euros entre la multa y las cuestiones tributarias. Por tanto, resulta cuanto menos llamativo que ahora pase a forma parte como consejero de un órgano que le ha sancionado por sus irregularidades. Y mientras, Gómez aseguró que "no tiene la mayor importancia" que forme parte de la Gerencia, ni por la multa ni por su deuda. "No hay problemas", comentó el empresario quien defendió además que "simplemente se ha decidido así" y "no ha surgido nada".

El salto de Gómez a la política siempre ha estado salpicado de polémica precisamente por sus cuentas pendientes con el Ayuntamiento. Desde un principio planeó la posibilidad de que sus intenciones pudieran estar relacionadas con esta multa ya que, formando parte del gobierno municipal, podría tener más opciones de deshacerse de ella. Su presencia en la Gerencia le puede dar cierta ventaja aunque, según el reglamento del órgano, Gómez debe abstenerse en la toma de decisiones que traten sobre cuestiones que le afecten de forma directa.

El líder de UCOR, no obstante, siempre ha manifestado que no tiene ninguna intención de pagar esos 24 millones de euros, a los que hay sumar aproximadamente otros cinco millones por deudas tributarias. Como respuesta, el Consistorio ya ha empezado a embargar sus bienes y cuatro de ellos saldrán a subasta a finales de este mes. El primero de los bienes sale a subasta por un valor de 3,5 millones de euros y son unas instalaciones industriales emblemáticas de Córdoba, así como toda la finca en la que se encuentra. Se trata del antiguo matadero de Iccosa (Industrias Cárnicas Cordobesa, SA), una empresa que cerró en la crisis industrial de mediados de los 90 y que llegó a ser una de las instalaciones punteras en su género en Andalucía. El segundo son dos locales comerciales ubicados en el bajo de un edificio de la calle San Pablo, en el centro de la capital. Se trata de unas instalaciones que hace años fueron usadas por el PSOE como oficina de campaña cuando el candidato era José Mellado y sale a subasta por 1,2 millones de euros.

El 29 de septiembre también se buscará comprador para dos fincas de Gómez. La primera es el 47% de una propiedad rústica en la zona de Torreblanca; la segunda se encuentra en Alcolea y es la mitad de una finca de dehesa en la zona denominada Román Pérez El Bajo. La suma de todas estas propiedades no cubre, ni de lejos, todo lo que Gómez todavía debe al Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios