FORO JOLY

Álvarez planteará tras las elecciones que el PSOE y el PP lo elijan como presidente

  • Afirma que los andalucistas no votarán ni a Chaves ni a Arenas como presidente de la Junta

Comentarios 69

El secretario general del PA y candidato a la Presidencia de la Junta por Coalición Andalucista (CA), Julián Álvarez, ha anunciado que tras las elecciones autonómicas del 9 de marzo, planteará, para posibilitar el cambio en la comunidad, la "opción Revilla", de manera que PSOE y PP lo voten a él, que representa a la fuerza minoritaria, como presidente andaluz, ya que los andalucistas no van a apoyar a ningún otro como jefe del Ejecutivo, ni al candidato socialista, Manuel Chaves, ni al popular, Javier Arenas.

Con la "opción Revilla", Julián Álvarez se refirió a la situación de Cantabria, donde el PSOE apoyó que el regionalista Miguel Ángel Revilla, candidato del PRC, fuera elegido de nuevo el pasado año presidente de la comunidad, pese a representar a la fuerza con menos votos.

Durante su intervención en el Foro Joly, Julián Álvarez quiso dejar además claro que, en caso de que eso no prosperara, Coalición Andalucista no daría su voto ni a Chaves ni a Arenas como presidentes de la Junta, sino que "saldrían con sus propios votos, no con los nuestros".

Tras recalcar que el PA no quiere ser "muleta" o "bisagra" de ninguno de los dos partidos mayoritarios en caso de que ni PSOE ni PP obtuvieran mayoría absoluta, Julián Álvarez se volvió a decantar "como la única opción viable y posible" para el cambio en la comunidad autónoma por la constitución de un gobierno de concentración PP-IU-PA, con él de presidente de la Junta.

Manifestó que ha sido capaz de articular a nueve fuerzas políticas en torno a Coalición Andalucista, de manera que si tiene esa "cualidad", también va a intentar hacer un "esfuerzo para articular ese gobierno de concentración, que es necesario". "Si no se intentan, damos por hecho que las cosas seguirán igual", apuntó Julián Álvarez, quien agregó que está convencido de que acabará "presidiendo la Junta" bien tras estas elecciones bien tras otras citas electorales en el futuro.

Al mismo tiempo, manifestó de manera tajante que si no es presidente, será un miembro de la oposición en el Parlamento y no pactará "ni sillones ni cargos".

Durante su intervención, Julián Álvarez quiso poner de manifiesto que Coalición Andalucista "va mucho más allá del reencuentro entre hermanos del andalucismo", ya que es el inicio en el camino de construcción, tras las elecciones autonómicas, de un proyecto político que se quiere articular como una gran fuerza al servicio de Andalucía.

El candidato de CA a la Junta es consciente de las "dificultades" con la que afrontan las elecciones autonómicas, si bien expresó que no es "pesimista, sino que obligatoriamente tenemos que ser optimistas".

Asimismo, preguntado por el hecho de que en CA haya algunas fuerzas políticas con ideas independentistas, Julián Álvarez aseguró que la coalición "no defiende posiciones independentistas", sino que se defiende una España plural y equilibrada donde el andalucismo tenga capacidad de influencia. "Tras el 9-M pretendemos articular una gran alternativa nacionalista y progresista", recalcó.

Pacto de respuesta a la crisis económica

De otro lado, entre las principales propuestas de Coalición Andalucista para las autonómicas, Julián Álvarez empezó anunciando que planteará a las demás fuerzas políticas alcanzar un "gran pacto de respuesta a la crisis económica" que se está viviendo en Andalucía. Además de los partidos, quieren que también se incluyan agentes económicos y sociales, el sector financiero y los trabajadores.

Para Álvarez, hay que asumir que existe una crisis económica, como a nivel de España, y, a partir de ahí, dar una respuesta inmediata y contundente con propuestas anticíclicas.

Otras propuestas son la regeneración democrática en Andalucía, que pasa por la limitación de mandatos del presidente de la Junta, por la no coincidencia de las elecciones autonómicas con otros comicios o por que la RTVA sea un "verdadero servicio público". También habló de la ampliación del autogobierno, con más competencias; de la comarcalización de Andalucía "frente al centralismo", y de acometer una profunda reforma educativa.

En su opinión, la actual precampaña electoral en Andalucía se ha convertido en una "subasta electoral", donde los mensajes de PSOE y PP sólo buscan "captar votos con esta y otra propuesta estrella", sin plantear ningún "proyecto global". Se mostró seguro de que el actual bipartidismo existente en Andalucía sólo "genera tensión y un enfrentamiento permanente" entre socialistas y populares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios