Las playas locales también se utilizan para fomentar el placer de la lectura

  • Cultura, Turismo, Playas y Fomento prestan desde el uno de julio en Getares y El Rinconcillo libros para todos los gustos

Comentarios 2

Hace calor, acabamos de darnos un baño y preferimos quedarnos tranquilos en la tumbona, a la sombra, durante un rato. Podemos aprovechar el momento para leer un libro, pero nos damos cuenta de que con las prisas nos lo hemos olvidado en casa. No hay problema, tanto si estamos en la playa de El Rinconcillo o en la de Getares, podemos acercarnos al quiosco que se encuentra junto al módulo central de servicios.

Allí localizamos sendos puntos de información turística y la biblioplaya. Se trata de un proyecto puesto en marcha por la delegaciones de Playas, Turismo, Cultura y la de Fomento de Mancomunidad mediante el cual podemos elegir cualquiera de los títulos existentes y, bajo préstamo, disfrutar de un libro de forma totalmente gratuita. Es una alternativa bastante interesante y que está funcionando bastante bien, según resaltó ayer la responsable de Playas, Maribel Álvarez.

La concejala indicó que por lo que respecta al servicio de información, lo que más demanda el usuario de la playa son datos relacionados con el ocio, actividades culturales, restaurantes y transportes públicos. Cada uno de los dos puestos están atendidos por personal de Protección Civil y estudiantes de Turismo.

Álvarez apuntó que los libros que más se solicitan son los infantiles. "Los padres buscan que los niños estén ocupados". La aceptación es buena en un servicio que se ofrece diariamente entre las once y las tres de la tarde y las cuatro y las ocho de la tarde.

Podemos elegir entre los entorno a 300 libros que hay en cada uno de los módulos para todas las edades, especialmente para niños y jóvenes. Para Javier Soto, delegado de Turismo, "está siendo todo un éxito". Para acceder a las obras literarias tan sólo hay que acercarse y elegir. Después, cuando se termina la jornada playera se devuelven los libros.

Se trata, por lo general, de ejemplares adquiridos en la Feria del Libro de Ocasión. "Son obras nuevas aunque ediciones económicas, con lo que se permite enriquecer la oferta de ocio en la ciudad", añadió Soto. El servicio empezó el 1 de julio y se ofrecerá hasta el 31 de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios