110 funcionarios de la prisión de Botafuegos se irán en septiembre

  • Supone el 21% de la plantilla · Llegarán 19 empleados de otros centros y habrá el mismo número de cambios de puesto dentro de la cárcel · Las vacantes serán ofertadas a prácticos de otros años

110 serán los funcionarios que abandonarán en septiembre la prisión de Botafuegos hacia centros de otros puntos de España. Son algunos de los datos que ha dejado el concurso de funcionarios de carrera que se resolvió hace unas semanas. Supone más del 21% de la actual plantilla, que supera en total las 500 personas.

Una mínima parte de estas vacantes se compensarán con la llegada de otras cárceles de 19 trabajadores. Son los que pidieron como destino preferente Algeciras. El mismo número (19) son los cambios internos que han sido aprobados. Son personas que desean seguir en Botafuegos, pero en otras plazas de las que venían desempeñando hasta ahora.

El director de Botafuegos, Francisco Márquez, explicó que los números se han reducido con respecto a otros años y que las marchas se producirán a partir del uno de septiembre, una vez que transcurran los meses de verano, que son de gran actividad.

Las vacantes que queden serán ofertadas a los prácticos del año 2006, que están pendientes de tomar posesión como funcionarios de carreras. Si aún quedaran se tendrá en cuenta a los prácticos del año pasado.

Márquez señaló que es preciso esperar unos meses para ver el número de interesados que no les importaría desempeñar su labor en Botafuegos. En caso necesario no se descartan otras medidas como la contratación de interinos.

El hecho de que las marchas se produzcan a partir de septiembre permitirá al centro algecireño y a Instituciones Penitenciarias tener suficiente margen de maniobra para cubrir las vacantes. También posibilitará que no se vea afectado el funcionamiento en los próximos meses, de los de mayor actividad en la cárcel por el aumento de los internos. En la jornada de ayer, Botafuegos tenía registrados 1.816.

La Operación Paso del Estrecho (OPE), que arrancó el pasado 15 de junio, conlleva el incremento del número de presos. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado realizan más detenciones a la vuelta de la OPE. Por ejemplo el año pasado recalaron más de 100 personas en las celdas algecireñas en sólo 10 días. Además, Algeciras recibe internos de Málaga y Ceuta, cuyas cárceles no pueden asumir tanta demanda.

El sindicato CSI-CSIF auguró hace unos días que Botafuegos terminaría acogiendo a 2.000 presos en breve. "La plantilla está muy crispada ya que si en la actualidad hay 1.800 presos, en poco tiempo esta cifra puede aumentar considerablemente", declaró la portavoz de este sindicato, Julia Soto.

Botafuegos registró a finales de abril 86 nuevos ingresos. Con estas incorporaciones el número de internos se elevó a 1.700 después de unos meses en los que permaneció en unos números aceptables. A principios de enero, la cárcel estuvo ocupada por 1.659 internos, cuando el número idóneo se encuentra en los 1.600. Unos meses antes la cifra alcanzó los 1.900.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios