Unos 200 ciudadanos tomarán parte en los presupuestos participativos

  • Es la aspiración del equipo técnico, que en estos momentos termina las conclusiones de la jornada formativa · Los grupos trabajarán en más de cinco zonas y el autorreglamento estará para septiembre

Comentarios 1

El equipo técnico de los presupuestos participativos aspira a que más de 200 personas se involucren en el proceso que va a permitir que partidas económicas del año que viene se destinen para llevar a cabo las propuestas vecinales consensuadas. Al siguiente se espera que la cifra se pueda doblar.

Mucho va a influir en el incremento que los proyectos que los vecinos eligieron tomen forma. Son buenas cifras si se compara con Sevilla, una de las referencias que está tomando Algeciras, que hace cinco años cuando diseñaba sus primeros presupuestos participativos contó con la decisión de 3.000 personas. Luego ha ido subiendo. De la opinión de los vecinos ha salido por ejemplo la instalación de los carriles bicis de allí.

El desarrollo de los presupuestos participativos está en plena ebullición en Algeciras. Mucho más cuando la primera experiencia se incluirá en las próximas partidas municipales. El objetivo es que el autorreglamento, las normas que rigen el proceso, esté aprobado para el mes de septiembre con el fin de que ese mismo mes y en octubre se presenten las propuestas vecinales que serán incluidas en 2009. El autorreglamento será modificado cada año hasta que se perfeccione.

Y todo arrancó cuando hace unos meses un equipo de técnicos comenzó a trabajar en esta iniciativa, uno de los acuerdos estrella del pacto de gobierno que firmaron Izquierda Unida y PSOE. Juan Luis Valle -técnico municipal-, Manuel Morenete, José Antonio Ureba, Ernesto Alba y Fernando Pozo, de la universidad Pablo Olavide de Sevilla, se encargaron de encender la mecha. También cuentan con el apoyo de profesionales de otras áreas para momentos puntuales.

Lo primero que hicieron fue conocer otras experiencias de presupuestos participativos desarrollados en España, caso de Barcelona, Sevilla, Córdoba, Getafe o la Diputación de Málaga. El modelo algecireño está inspirado en el sevillano, aunque los técnicos avisan que la ciudad tendrá la capacidad de diseñar la manera en la que quiere decidir.

El primer paso llegó con la creación de un grupo motor, en el que se buscó que estuvieran representados todos los puntos de vista (técnicos municipales, ciudadanos, jóvenes, de la universidad, vecinos...).

Mantuvieron reuniones con asociaciones y colectivos para explicar el proceso y animarlos a que se involucraran. Las jornadas formativas que se celebraron el 14 de junio en el colegio Mediterráneo pretenden que se conviertan en un punto de inflexión. En estos momentos los técnicos están elaborando las conclusiones, que serán devueltas a los participantes para que las aprueben. Ya se sabe por ejemplo que hay más de 40 voluntarios dispuestos a lanzar este sistema y que entre 5 y 7 serán las zonas de actuación en la ciudad. También se definieron los principios básicos por los que se va a regir el autorreglamento. Se habló de los principios de justicia social, de solidaridad y de universalidad. Durante el verano los nuevos grupos motor trabajarán por los espacios delimitados para dinamizar el proceso y para empezar a elaborar las propuestas y el autorreglamento.

Otro término con el que se tendrán que familiarizar los ciudadanos es el de la comisión de seguimiento, que será la encargada de vigilar el proceso. Estará representada por políticos, representantes vecinales, agentes sociales e instituciones.

Juan Luis Valle considera imprescindible que la ciudadanía se involucre. "La idea es que se apodere del proceso y que se ilusione. Lo que nos estamos encontrando es que existe desconfianza. No se termina de creer que pueda influir. El modelo idóneo es el que se elija. Lo que sí es importante es que se sepa que si se participa, se decide".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios