Las bateas varadas junto a Getares son retiradas tras cinco meses en la orilla

  • Agaden solicita a la Junta el pliego de condiciones de esta actuación

  • Denuncia que en los trabajos no usan barreras anticontaminación

La frase "más vale una retirada a tiempo" en el caso de las bateas varadas en la costa de Algeciras no vale. El grupo ecologista Agaden alertó ayer a través de Europa Sur que al fin se están eliminando de la orilla pero denunció que se hace "tarde y mal". Las mejilloneras que encallaron tras los temporales del pasado invierno en la cala situada entre la Ballenera y la playa Getares están siendo parcialmente desguazadas en pleno litoral, zona de alta protección dentro del parque natural del Estrecho.

El colectivo ecologista remitió ayer escritos tanto a la delegación territorial de Medio Ambiente como a la dirección del parque natural para conocer el pliego de condiciones en cuanto a la retirada de bateas y los tanques de flotación.

Las mejilloneras llevan encalladas desde el temporal que azotó la costa el pasado marzo

El Ayuntamiento de Algeciras se desvinculó ayer de estos trabajos. De hecho en junio el alcalde, José Ignacio Landaluce, afirmó que habían contactado con la empresa responsable al objeto de instarles a que en el menor espacio de tiempo posible retirasen el material varado. Un cambio en la titularidad de la gestión de la empresa impidió llevar a cabo estas labores, si bien desde la administración local se desconocía ayer si la retirada de las bateas la estaba haciendo la empresa o la Junta por ejecución subsidiaria. Este diario se puso en contacto con la delegación territorial de Medio Ambiente, a la espera de respuesta oficial.

Agaden denunció a este diario que no sólo se ha tardado en torno a cinco meses en retirar las bateas y los tanques, pese a las continuas quejas de ciudadanos por el mal olor y los daños a esta cala frecuentada en verano, sino que "la forma de quitarlas es la menos respetuosa ambientalmente". El grupo ecologista realizó una inspección visual de los trabajos en la playa observando la "alteración" del ecosistema.

Un operario a bordo de un tractor abrió un camino desde la carretera del Faro hasta la orilla, rompiendo parte del acantilado que da acceso a la cala. Mientras, sobre la batea se realizaban trabajas de soldadura para partir las maderas, con la consiguiente caída al agua de restos de metales pesados y óxidos "sin ninguna barrera anticontaminación".

Agaden además cuestionó la seguridad laboral del operario y puso en acento sobre el tiempo elegido para la retirada, ya que el temporal impide que haya una marea en calma que minimice la contaminación en la costa algecireña.

Agaden hace escasas semanas aprovechó la cita de la Junta Rectora del parque natural del Estrecho para exigir la retirada de las bateas varadas junto a la Ballenera. Los ecologistas ya avisaron que eran un montante de chatarra en pleno parque natural que afecta a la flora de la zona. Por lo que esperaban que la Junta Rectora presionara al respecto.

No es la primera vez que un temporal en Algeciras provoca que las bateas de las mejilloneras acaben en plena orilla, pero sí es la primera vez que la retirada se prolonga tanto en el tiempo, de hecho se produjo en pleno invierno y ya es recta final de verano. Los vecinos de Getares denunciaron en reiteradas ocasiones la presencia de estos escombros, no sólo por los materiales depositados en la orilla sino por el fuerte olor que desprendía según la dirección del viento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios