Roban el dinero de las cajas registradoras de dos bares de madrugada

  • Los ladrones fuerzan las puertas de Caprichos Di-vinos y Jairo. La Policía Científica toma huellas para identificar a los autores

Dos bares de la ciudad sufrieron en la pasada madrugada sendos robos. Los ladrones rompieron las puertas de los establecimientos y se llevaron el dinero que había en las cajas registradoras. Los comercios afectados fueron Caprichos Di-vinos, en la calle Susana Marcos, y Jairo, en Villa Estoril.

La Policía Nacional tuvo constancia del primero de los robos a las 5:45 horas. Los delincuentes reventaron la reja metálica de seguridad y causaron destrozos en la puerta de acceso a Caprichos Di-vinos, situado en una de las plazas interiores de las urbanizaciones ubicadas frente al pabellón cubierto. El dueño del establecimiento, Óscar Menéndez, indicó ayer a este diario que los autores tiraron al suelo un ordenador y se llevaron la caja registradora con los alrededor de 350 euros que habían dejado para el cambio. "La alarma saltó pero cuando llegaron los agentes ya no había nadie. Son peores los destrozos que han causado que el dinero que se han llevado", dijo Menéndez, que explicó que es el primer robo que sufre desde que abriera a finales de 2006.

La Policía Científica estuvo ayer tomando huellas en el bar, mientras que unos operarios repusieron la puerta del establecimiento.

Asimismo, el propietario de la cervecería Jairo, situada en Villa Estoril, también sufrió en la madrugada de ayer la visita de los ladrones en su bar. Prueba de ello fue que al mediodía dos operarios cambiaban los bombines de las cerraduras de una de las dos puertas de entrada. José Calvente aseguró a Europa Sur que suele dejar la caja registradora abierta para que no se la lleven. Asimismo, con sus papeles de la caja en mano fijó en 26 euros lo que pudieron sustraer los ladrones. "Han tenido mala suerte porque un día antes dejé 100 euros", ironizó el propietario. A las 6:05 de la madrugada los agentes de la Policía Nacional avisaron a Calvente del robo perpetrado en su local. "Yo ya tengo puestas tres o cuatro denuncias. Esa otra puerta la han roto tres veces", lamentó. Sobre si echa en falta o no seguridad en la zona, José Calvente no quiso posicionarse aunque sí afirmó que cada día tiene más miedo. La Policía Nacional está investigando ambos sucesos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios