El Regimiento 5 se despide del cuartel Capitán Velasco

  • Celebra por última vez y después de 64 años la conmemoración de la festividad de Santa Bárbara. El Ayuntamiento ha pedido a Defensa que se quede la bandera

El patio de Armas del acuartelamiento Capitán Velasco acogió ayer después de 64 años el último acto militar en honor a Santa Bárbara, patrona del Arma de Artillería y del Cuerpo Ingenieros Politécnicos (rama de Armamento). El próximo14 de diciembre se celebrará el acto oficial de disolución del Regimiento de Artillería Costa Número 5 (Racta), que ha estado en funcionamiento durante más de sesenta años, primero en el Fuerte de Santiago y más tarde en el cuartel de Los Pinos.

A partir del 31 de diciembre se quedará una comisión durante tres meses que se encargará de liquidar los fondos del acuartelamiento y de la unidad. El Ayuntamiento ha solicitado al Ministerio de Defensa la bandera para que sea propiedad municipal. En su día el Consistorio la cedió al regimiento. El alcalde de la ciudad, Tomás Herrera, también informó que sigue en conversaciones con el Ministerio para que el edificio del Gobierno Militar del Campo de Gibraltar, en la calle Felipe Antonio de Badillo, se convierta en un museo militar y en un centro para actos culturales. De este último punto dijo que el acuerdo puede estar cerca. "Hay buena sintonía", apuntó.

Aún queda por desvelar el futuro de las actuales instalaciones del cuartel de Los Pinos. "Lo que quedaría es la Usac (Unidad de Servicio del Acuartelamiento) hasta tanto se decida si viene o no otra unidad", indicó ayer el teniente coronel jefe interino del Regimiento de Costa número 5, Francisco Fernández Viñolo. Una de las opciones que se baraja es que el Grupo de Localización e Información llegue a Los Pinos.

Sánchez Viñolo confirmó que la plana mayor y la Unidad de Servicios Técnicos y de Municionanmiento desaparecerán a finales de año. Eso sí, aclaró que la disminución de efectivos no llegará al diez por ciento de lo que hay ahora (400 hombres en el Regimiento entre cuadros de mando y las tropas), "porque el Grupo de Localización y el Grupo Centro sigue estando en la zona". En concreto, la disminución es de un artillero y en el mando no llega a 20.

El acto militar de ayer comenzó con la entrada en el patio de Armas de una batería de honores, luego el teniente coronel pasó revista a la unidad y tras la incorporación de la bandera nacional realizó en su discurso un repaso de las actividades desarrolladas durante el último año. Tras la retirada de la enseña nacional, tuvo lugar la imposición de condecoraciones y menciones honoríficas a los cuadros de mando, tropa y personal civil. Fueron un total de treinta. El acto de homenaje a los muertos por España y el posterior desfile de la batería de honores puso el colofón.

Herrera indicó que se sentía nostálgico por el adiós de este regimiento. "Está dentro de nuestras raíces". "Siempre que se despide una unidad hay nostalgia y después de tantos años parte de nuestro corazón se queda aquí", apuntó Fernández Viñolo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios