Mena desmitifica la inocuidad del cannabis y Díaz pide más medios

  • Los presidentes de Alternativas y Barrio Vivo intervienen en el foro del PP

Bajo el lema La droga: un problema a vencer, se desarrolló ayer un nuevo foro de debate en el marco del ciclo de conferencias organizado por el PP. Los presidentes de las coordinadoras contra la droga Alternativas y Barrio Vivo, Francisco Mena y Miguel Alberto Díaz, respectivamente fueron los encargados de trasladar la preocupante situación actual. Un "mal momento", para el primero, dado que la edad de inicio del consumo es muy temprana.

Pero peor que eso, según Mena, es "la poca percepción social del riesgo que hay en el consumo de droga. El presidente de Alternativas quiso "desmitificar" la inocuidad del cannabis: "el consumo de droga de síntesis, de cannabis y cocaína está creando una generación de enfermos mentales con trastornos psicológicos muy importantes".

Ambos conferenciantes coincidieron en destacar el interés de los partidos políticos y el nivel de consenso que hay al respecto. Mena no quiere criminalizar el ocio de los jóvenes, pero dice que "hay que poner los puntos sobre las íes" . Apuntó que, al igual que ha sucedido con la Ley de Violencia de Género, hay que hacer ,o mismo con la droga: "siguen muriendo muchos jóvenes por la droga, antes lo hacían en con una jeringuilla en el brazo y ahora en los hospitales".

Miguel Alberto Díaz centró su debate en el narcotráfico y en el papel de las Fuerzas de Seguridad del Estado, las políticas institucionales y el marco de la Justicia. Habló de la globalización de la droga, de un problema que afecta a todas las clases sociales, por lo que "tiene que ser la sociedad en su conjunto la que dé una solución". Mencionó igualmente el dinero que mueve, además del daño que provoca a la salud y a las familias, pero también de la creación de estados paralelos.

Díaz explicó que hay países como Afganistán o Marruecos donde cada vez hay más zonas de cultivo y criticó los "oídos sordos" de la comunidad internacional. Cuantificó en 250 millones el número de toxicómanos en el mundo sólo en consumo de cannabis y lanzó un mensaje a los políticos de cara a las elecciones reclamando comunidades terapéuticas, así como el reforzamientos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios