Religión

Embajadores cofrades de Algeciras

  • El Medinaceli procesionará en un Vía Crucis Magno en Cádiz al igual que hizo la Sagrada Mortaja en 2011

  • La hermandad salesiana dará hoy todos los detalles a sus hermanos

Comentarios 2

La Semana Santa de Algeciras prosigue al alza. A la más que probable salida procesional el próximo miercoles santo de la hermandad del Ecce Homo se une la invitación que la junta de gobierno del Medinaceli ha aceptado para procesionar en Cádiz el 30 de junio de 2018.

El motivo es la celebración de un Vía Crucis Magno en conmemoración del año jubilar al cumplirse los 750 años del traslado de la Sede Episcopal de Medina Sidonia a Cádiz y los 600 años de la creación de la Diócesis de Ceuta.

La efeméride propiciará que en la capital gaditana, además del Medinaceli, se congreguen catorce hermandades de la provincia: seis de Cádiz, dos de San Fernando, dos provenientes de Chiclana y una hermandad de La Línea de la Concepción, San Roque, Conil de la Frontera, Puerto Real y Medina Sidonia.

Cada hermandad representará una escena de la pasión y el Medinaceli, concretamente, escenificará la tercera estación. El criterio a seguir por la diócesis de Cádiz y Ceuta a la hora de elegir las hermandades ha tenido en cuenta a hermandades que no participaron en el anterior evento similar, que se desarrolló igualmente en la capital gaditana en vísperas de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid 2011.

Medinaceli no será la única cofradía algecireña en sobrepasar el término municipal. La hermandad de la Sagrada Mortaja ya desfiló en Cádiz el 14 de agosto de 2011 en la última magna que se recuerda.

Y bien que lo hace, entre otros muchos testigos de ocasión, Francisco Illescas, que a la sazón pertenecía a la junta de gobierno de La Mortaja.

Incluso de su experiencia surgió un libro (Vía Crucias Diocesano de Cádiz JMJ, 2011). En este, el orfebre algecireño detalla con imágenes y relatos en primera personatodo lo que supuso para una lista variopinta de actores aquella víspera del día de la ascensión.

Aquel día, la hermandad algecireña estrenó un cuerpo de 18 acólitos, alusivo a la cifra de asistentes que, según la biblia, acudieron al entiero de Jesucristo. Mortaja, entonces, solo tenía ocho años de vida.

En puertas de su 75 aniversario -la hermandad se fundó en septiembre de 1943- el Medinaceli será el abanderado de Algeciras en el festejo de la diócesis de Cádiz.

De ello dará cuenta esta noche la hermana mayor, Inmaculada Pérez Pizarro, en un cabildo informativo que se desarrollará en dos sesiones (20:45 y 21:00) en la Capilla de San Isidro.

Trasladar una imagen de su parroquia no es una causa baladí. Se trata de una maniobra que requiere de un arduo trabajo e, incluso, de seguros de responsabilidad por lo que pudiese ocurrir en su transporte o durante su desfile en Cádiz.

La localidad volverá a estar representada en un evento cofrade de tal calado. Y esta vez lo hará por el conocido por sus fieles como el Señor de Algeciras, que cada martes santo ostenta el bastón de mando en su parihuela y que se desconoce si lo lucirá en Cádiz.

A ello le resta menos de un año, fecha en la que se cumplirán siete desde que una hermandad de Algeciras procesionara en Cádiz. Un desfile magno en el que el Consejo Local de Hermandades y Cofradías, quizás, pueda tomar nota de un proyecto que orbita la mente de su presidente desde 2002.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios