Detenidas ocho personas como autoras del robo en la joyería Bahía

  • Cinco de ellas son menores. Los propietarios de la tienda recuperan 8.000 euros de los objetos sustraídos · Roban tres veces en una agencia de viajes de la avenida Virgen del Carmen en diez días

Comentarios 8

Los propietarios de la joyería-relojería Bahía de San José Artesano aseguraron ayer que ya han conseguido recuperar 8.000 euros de los relojes y joyas que les fueron sustraídas en la madrugada del miércoles al jueves.

Agradecieron la rapidez y el trabajo del Cuerpo Nacional de Policía de la ciudad por haber conseguido detener a ocho de los asaltantes, cinco de ellos menores y los otros tres adultos.

Es más que posible que en el robo del establecimiento participaran más personas, que viendo que los escaparates estaban abiertos se aprovecharon para llevarse algún que otro artículo.

El presidente de la asociación de vecinos San José Artesano, Francisco Soler, explicó ayer que al colectivo también se le había devuelto algunos juegos y altavoces que fueron robados de la sede.

No estaba ayer igual de satisfecho el propietario de la agencia de viajes Isla Verde, Andrés Cerrillo, que dice que en diez días han entrado a robar hasta en tres ocasiones en su establecimiento, situado en la avenida Virgen del Carmen, cerca de la rotonda del Milenio. La última, en la madrugada del pasado domingo. El modo de empleo ha sido siempre el mismo. La persona o el grupo de ellas rompe el cristal de seguridad de la puerta con un objeto contundente, es más que probable que una piedra, y acceden al local. La última vez sustrajeron una pantalla de ordenador plana y un teclado, en la anterior (el 11 de enero), otra pantalla y un teléfono portátil y el 3 de enero sacaron de allí un móvil y 98 euros. Todo ello sin contar con el destrozo que producen en el mobiliario y en la puerta principal cada vez que entran. Calcula que más de 1.300 euros en total.

Cerrillo indicó ayer que los asaltantes aprovechan los cinco minutos que tienen entre que el servicio de alarma avisa a la Policía y a él mismo para apropiarse de todo lo que encuentra a mano.

Está convencido de que habrá un cuarto asalto y no descarta, al menos que la Policía le asegure que va a reforzar la seguridad, en quedarse por las noches para evitar otro incidente.

Sí que tiene claro que en los próximos días va a reforzar la entrada a la oficina con una persiana metálica que partirá desde el interior del local, "a pesar de que la oficina se afeará".

Asegura que cuando interpuso la segunda denuncia, tras el segundo robo, los funcionarios policiales le comunicaron que les era imposible organizar un dispositivo de seguridad por cada robo registrado. No entiende que en una calle importante, como la avenida Virgen del Carmen, puedan suceder estos incidentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios