Denuncia que los derechos de la mujer han retrocedido en Portugal

  • Cristina Coelho es miembro de la ONG Movimiento Democrático de Mujeres

Cristina Coelho, miembro de la ONG portuguesa Movimiento Democrático de Mujeres, denunció que a pesar de que la Constitución portuguesa reconoce la igualdad entre hombres y mujeres, "en la práctica no es así". Es más, reconoció que aunque gracias a la Revolución del 25 de abril hubo importantes avances después del retraso experimentado por los cuarenta años de fascismo, "ahora estamos dando pasos atrás".

En una entrevista realizada a esta representante del movimiento feminista, coincidiendo con su participación en Algeciras en unas jornadas sobre las Redes de cooperación para la Igualdad de Oportunidades España-Portugal, organizadas por Victoria Kent, incidió en las grandes diferencias salariales entre hombres y mujeres, así como en el hecho de que "si vas para una entrevista, aunque sea para el primer empleo, es normal que te pregunten si tienes novio, si están embarazada o si vas a estarlo. Por ley no es posible, pero lo hacen".

La violencia contra las mujeres y especialmente la cooperación entre los distintos estamentos y organizaciones en materia de igualdad de oportunidades fue el objeto de debate de este encuentro.

Cristina Coelho explicó que en los últimos años el número de denuncias en su país por violencia doméstica está aumentando, aunque añadió que "no sabemos si aumenta porque hay más casos de violencia". En 2006 se contabilizaron en Portugal 600 casos de denuncias, mientras que hasta la fecha actualmente se han contabilizado 620. Estos datos fueron facilitados a este diario por Francisco Joao Letras, miembro de la Guardia Nacional Republicana.

Coelho apuntó que hace unos años se denunciaban casos de violencia doméstica "y no pasaba nada" ahora las "redes policiales están mucho más sensibilizadas". A pesar de todo lamentó la gran diferencia que existe en cuanto a medios entre España y Portugal. Así, cuando a lo largo de la jornada oía hablar de las casas de acogida, o de proyectos de apoyo a las mujeres víctimas de la violencia como el Cualifica, para la inserción laboral, que se gestiona a través de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, destacó que el Gobierno portugués no apoya económicamente a ni a las organizaciones ni programas específicos para estas mujeres.

Por contra, según denunció, la Administración portuguesa enfoca su política favoreciendo el que las mujeres vuelvan a trabajar en sus casas y, además "hay una campaña muy grande a favor de la maternidad".

En su opinión, los sindicatos tienen un papel muy importe de apoyo a la organización de las mujeres que "no tenemos el apoyo del Estado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios