Cometen nuevos robos en comercios de la barriada de San José Artesano

  • Los autores entran en la carnicería Collado, de la que sustraen 500 euros, y la panadería San Nicolás, tras romper en ambos casos rejas exteriores · Un tercer local corre la misma suerte la noche anterior

Comentarios 2

San José Artesano vuelve a despertarse sobresaltada por robos cometidos en comercios de la barriada. Unos desconocidos accedieron en la pasada madrugada a dos establecimientos -una carnicería y una panadería- tras forzar las rejas metálicas y romper cristales de las fachadas. El mismo método que utilizaron la noche anterior para entrar en otro local, éste de comida, y llevarse el dinero que había para el cambio.

Jesús Collado, propietario de la carnicería y charcutería de la avenida España, se lamentaba ayer de los destrozos ocasionados en su comercio. Los ladrones rompieron en la pasada madrugada la reja de seguridad y uno de los cristales de la puerta principal de su tienda. Una vez dentro, hallaron dos bolsas donde Collado tenía dinero en metálico para el cambio. En total, según el comerciante, los delincuentes se llevaron unos 500 euros en monedas.

Collado explicó a este medio que la Policía Nacional estuvo por la mañana tomando huellas para intentar identificar a los autores. El propietario, cuando entró antes en la tienda, encontró numerosos papeles y artículos tirados por el local, así como las luces encendidas. Además, intuyó que los ladrones actuaron con "tranquilidad", ya que rebuscaron por la tienda y no se llevaron una tercera bolsa de monedas al estar ésta llena de pesetas. Collado indicó que había repuesto, a lo largo de la mañana, el cristal roto. La carnicería está en la acera contraria a la frutería que fue asaltada en días pasados de forma similar.

La panadería San Nicolás, en la avenida Italia, sufrió destrozos similares -en este caso el cristal de una ventana-; si bien los delincuentes no encontraron dinero. Su propietario, José Lobato, afirmó que la alarma saltó, por lo que posiblemente tuvieran que abandonar la zona precipitadamente.

El comerciante dio ayer parte al seguro, que se hizo cargo de la reparación los desperfectos. Lobato dijo que le avisaron de madrugada y que la presencia policial en la barriada era considerable. "Por suerte dentro de la panadería no causaron destrozos ni se llevaron nada", se consoló.

Un tercer comercio también fue víctima de un robo en la madrugada del pasado jueves. En concreto, Señora Patata, ubicado en uno de los locales de la avenida Bélgica. La reja metálica estaba ayer reforzada con una cadena y un candado. Al parecer, los ladrones se llevaron dinero en metálico que el propietario había dejado para dar el cambio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios